Información

¿Los grafemas se relacionan con los trastornos de la comunicación y el pensamiento?

¿Los grafemas se relacionan con los trastornos de la comunicación y el pensamiento?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La pregunta ¿El lenguaje y / o la cultura afectan la capacidad cognitiva de un individuo? explora la posibilidad de diferencias en la cognición basadas en el lenguaje y las variaciones culturales.

En esta pregunta me estoy enfocando solo en ciertos aspectos del lenguaje:
la ortografía, en particular, los tipos de grafemas.

Los grafemas de silabario son ortografías superficiales, donde cada kana representa y mantiene un sonido consistente en todo ese idioma (con algunas excepciones). Las escrituras reconocidas de algunas culturas asiáticas (chino, japonés, coreano,…) utilizan sistemas de silabario.

Los grafemas alfabéticos son más complejos. El inglés y una gran cantidad de idiomas europeos usan grafemas alfabéticos, donde cada letra y su uso representan un sonido. La gran variación en cómo puede sonar un símbolo (letra), dependiendo del contexto de la letra dentro de una palabra u oración, se conoce como una ortografía profunda.

Dado el nivel de complicación con los idiomas alfabéticos; Me interesa si pueden conducir a una mayor incidencia de cognición defectuosa, por ejemplo, trastornos del pensamiento, dislexia, circunstancialidad, asociación de clang, parafasia fonémica, bloqueo, neologismos,… por nombrar algunos.

¿Se han realizado estudios al respecto y, de ser así, cuáles son los hallazgos?


Tenemos esta tendencia a explorar, en detalle, las habilidades del lenguaje y etiquetarlas como "trastornos". Algunos son trastornos, como los derivados del autismo, pero, en el sentido tradicional, ninguno de los enumerados califica. Son simplemente prejuicios en lo que las personas son buenas y no buenas o clasificaciones de errores. Hay un título de una charla de Raymond Klein que siempre me ha gustado.

Klein, R. M. (2002, noviembre) Dislexia, disdrivia y distennisia: ¿Es razonable esperar que todos lean bien? Presentaciones de los capítulos del Manual de neurociencia cognitiva. Lago Tahoe, Nevada.

Imagínese si consideráramos el tenis débil como un problema social. Examinaríamos cuidadosamente a estas pobres almas y resolveríamos con mucho cuidado los defectos en sus mentes que los hacen ser marginados de la sociedad. Etiquetaríamos dichos defectos y trabajaríamos diligentemente para rehabilitar a quienes pudiéramos ... etc ... puedes ver hacia dónde se dirige. Lo que hemos hecho con la dislexia es similar.

Por supuesto, habrá personas que sean buenos y malos lectores y escritores, y habrá características que algunos de esos malos (y buenos) lectores tienen en común. Y podemos categorizarlos. Esto no constituye, en sí mismo, un desorden.

En cualquier campo de actividad, si cambia los requisitos de algo que es una habilidad adquirida, que son la lectura y la escritura, entonces cambia el conjunto de habilidades cognitivas que facilitan esa habilidad. Diferentes personas tienen diferentes aptitudes cognitivas, por lo tanto, sus habilidades en diferentes tipos de sistemas de escritura y la traducción de estos a fonemas serán diferentes. Además, algunos sistemas serán más fáciles que otros y de diferentes formas. Puede haber variaciones sistemáticas en cómo se resuelven esos errores.

Si hubiera preguntado si los jugadores de tenis de tierra batida tienen diferencias con los jugadores de hierba, ¿realmente sería una pregunta que valdría la pena considerar? Es solo uno porque existe la creencia de que los errores comunes en la lectura se nombran y se etiqueta a las personas que no lo hacen bien.

Pero, a pesar del hecho de que algunas personas lo hacen, creo que es bastante difícil llamar a cualquiera de esas diferencias trastornos.

(Aparte, varios de los trastornos del "pensamiento" enumerados son bastante independientes de la ortografía. La mayoría se considerarían errores de pensamiento).


Presentación de diapositivas: Una guía visual para la esquizofrenia

Es una enfermedad mental grave que puede resultar discapacitante sin atención. Aproximadamente el 1% de los estadounidenses la padecen. Las personas con la afección pueden escuchar voces, ver imágenes imaginarias o creer que otras personas controlan sus pensamientos. Estas sensaciones pueden asustar a la persona y provocar un comportamiento errático. Aunque no existe cura, el tratamiento generalmente puede controlar los síntomas más graves. Contrariamente al malentendido popular, la esquizofrenia no es lo mismo que el trastorno de personalidad múltiple.


¿Cómo se tratan los problemas cognitivos y de comunicación?

Los problemas cognitivos y de comunicación de la lesión cerebral traumática se tratan mejor en una etapa temprana, a menudo comenzando mientras la persona aún se encuentra en el hospital. Esta terapia temprana con frecuencia se centrará en aumentar las habilidades de alerta y atención. Se centrarán en mejorar la orientación a la persona, el lugar, el tiempo y la situación, y en estimular la comprensión del habla. El terapeuta proporcionará ejercicios de motricidad oral en los casos en que el individuo tenga problemas del habla y de la deglución.

La rehabilitación a más largo plazo se puede realizar individualmente, en grupos o en ambos, según las necesidades del individuo. Esta terapia a menudo ocurre en un centro de rehabilitación diseñado específicamente para el tratamiento de personas con lesión cerebral traumática. Este tipo de entorno permite la terapia intensiva por parte de patólogos del habla y el lenguaje, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y neuropsicólogos en un momento en que el individuo puede beneficiarse mejor de dicha terapia intensiva. Otras personas pueden recibir terapia en el hogar mediante terapeutas visitantes o de forma ambulatoria en un hospital, centro médico o centro de rehabilitación.

El objetivo de la rehabilitación es ayudar al individuo a progresar al nivel de funcionamiento más independiente posible. Para algunos, la capacidad de expresar sus necesidades verbalmente en términos simples puede ser una meta. Para otros, el objetivo puede ser expresar sus necesidades señalando imágenes. Para otros, el objetivo de la terapia puede ser mejorar la capacidad de definir palabras o describir las consecuencias de acciones o eventos.

La terapia se enfocará en recuperar las habilidades perdidas, así como en aprender formas de compensar las habilidades que han cambiado permanentemente debido a la lesión cerebral. La mayoría de las personas responden mejor a los programas que se adaptan a sus antecedentes e intereses. Los programas de terapia más efectivos involucran a los miembros de la familia que mejor pueden brindar esta información. Los programas asistidos por computadora han tenido éxito con algunas personas.


Implicaciones educativas

Debido a que todos los trastornos de la comunicación tienen el potencial de aislar a las personas de su entorno social y educativo, es esencial encontrar una intervención adecuada y oportuna. Si bien muchos patrones del habla y el lenguaje pueden denominarse "habla del bebé" y son parte del desarrollo normal de un niño pequeño, pueden convertirse en problemas si no se superan como se esperaba. De esta manera, un retraso inicial en el habla y el lenguaje o un patrón de habla inicial puede convertirse en un trastorno que puede causar dificultades en el aprendizaje. Debido a la forma en que se desarrolla el cerebro, es más fácil aprender el lenguaje y las habilidades de comunicación antes de los 5 años. Cuando los niños tienen trastornos musculares, problemas de audición o retrasos en el desarrollo, la adquisición del habla, el lenguaje y las habilidades relacionadas a menudo se ven afectadas.

Los patólogos del habla y el lenguaje ayudan a los niños que tienen trastornos de la comunicación de diversas formas. Proporcionan terapia individual para que el niño consulte con el maestro del niño sobre las formas más efectivas de facilitar la comunicación del niño en el entorno de la clase y trabajan en estrecha colaboración con la familia para desarrollar metas y técnicas para una terapia efectiva en clase y en el hogar. La tecnología puede ayudar a los niños cuyas condiciones físicas dificultan la comunicación. El uso de sistemas de comunicación electrónica permite a las personas que no hablan y las personas con discapacidades físicas graves participar en el toma y daca del pensamiento compartido.

El crecimiento del vocabulario y los conceptos continúa durante los años que los niños están en la escuela. Se enseña a leer y escribir y, a medida que los estudiantes crecen, la comprensión y el uso del lenguaje se vuelven más complejos. Las habilidades de comunicación están en el corazón de la experiencia educativa. La terapia del habla y / o lenguaje puede continuar durante el año escolar del estudiante, ya sea en forma de terapia directa o como consultor. El patólogo del habla y el lenguaje puede ayudar a los maestros y consejeros vocacionales a establecer metas de comunicación relacionadas con las experiencias laborales de los estudiantes y sugerir estrategias que sean efectivas para la importante transición de la escuela al empleo y la vida adulta.

La comunicación tiene muchos componentes. Todos sirven para mejorar la forma en que las personas aprenden sobre el mundo que les rodea, utilizan conocimientos y habilidades e interactúan con colegas, familiares y amigos.


Sumérgete más profundo

Los signos de la ECF aparecen en la primera infancia. De hecho, tener síntomas tempranos es uno de los criterios para el diagnóstico.

Los niños muy pequeños pueden tener retrasos en los hitos de la comunicación social, como el uso de sonidos o gestos para saludar a las personas. También pueden tener poco interés en interactuar socialmente. Pero es posible que las familias y los maestros no reconozcan los signos hasta más adelante.

Aquí hay algunos signos de SCD a cualquier edad:

No obtiene sarcasmo es demasiado literal

No brinda información de antecedentes cuando habla con personas desconocidas

Tiene problemas para comprender las cosas que están implícitas pero no declaradas

Tiene problemas para captar señales sociales como expresiones faciales.

No usa saludos apropiados

No está claro qué causa la ECF. Pero a menudo ocurre con otras condiciones y desafíos. Estos incluyen autismo, TDAH, problemas para leer y trastornos del lenguaje. Para llegar al fondo de los problemas de comunicación, es importante analizar qué más podría estar sucediendo.

La SCD no está relacionada con la inteligencia. Las personas que lo padecen son tan inteligentes como otras personas. Pero puede crear desafíos en la escuela, en el trabajo y en la vida cotidiana.

Para diagnosticar SDC, los terapeutas del habla y el lenguaje utilizan una variedad de pruebas. Estas pruebas analizan las habilidades de comunicación verbal y no verbal en diferentes entornos. Los terapeutas también pueden observar a los niños en el aula y en casa.

Aprenda sobre los trastornos del lenguaje que también pueden afectar la comunicación.

El principal tratamiento para los niños con ECF es la terapia del habla y el lenguaje. Los niños pueden obtenerlo gratis en la escuela. También hay terapeutas que trabajan en entornos privados.

Los terapeutas del habla y el lenguaje pueden trabajar con los niños en las habilidades de conversación, ya sea individualmente o en grupos pequeños. Pueden usar juegos de rol o elementos visuales como cómics. Los grupos de habilidades sociales también pueden ayudar a los niños con ECF a mejorar sus habilidades de comunicación.

Los adultos jóvenes y adultos pueden encontrar grupos o talleres que se centren en desarrollar habilidades sociales o habilidades para la vida. Estos programas pueden estar a cargo de terapeutas del habla y el lenguaje, trabajadores sociales, psicólogos, consejeros vocacionales y consejeros universitarios.

Obtenga más información sobre los terapeutas del habla y el lenguaje y cómo ayudan con las habilidades de comunicación.


Tratamiento

Hay dos tipos de tratamiento que se utilizan para el trastorno del lenguaje expresivo. El primero implica que el niño trabaje individualmente con un terapeuta del habla en un horario regular y practique las habilidades del habla y la comunicación. El segundo tipo de tratamiento involucra a los padres y maestros del niño que trabajan juntos para incorporar el lenguaje hablado que el niño necesita en las actividades diarias y en el juego. Ambos tipos de tratamiento pueden ser eficaces y, a menudo, se utilizan juntos.


Demencia y lenguaje

S. Kemper, L.J.P. Altmann, en Enciclopedia de Neurociencia, 2009

Efectos de la demencia en el lenguaje

La producción del lenguaje comienza con la formulación de un mensaje e incluye pasos de planificación del discurso, selección léxica y codificación sintáctica. La comprensión del lenguaje implica el análisis del discurso, las representaciones sintácticas y léxicas. Debido a los muchos niveles de análisis y la necesidad de integrar información de todos los niveles, ambos aspectos del uso del lenguaje se ven comprometidos hasta cierto punto en todos los tipos de demencia más allá de los pequeños pero significativos efectos del envejecimiento normal. Los errores pueden surgir en cualquier etapa de producción o comprensión como resultado de lapsos de atención, limitaciones de procesamiento o problemas de ejecución. Por ejemplo, los procesos normativos de envejecimiento pueden exacerbar los problemas de producción o comprensión debido a la ralentización general de los procesos cognitivos, la reducción de la capacidad de la memoria de trabajo o una ruptura de los procesos inhibitorios. En la demencia, estos déficits se agravan por la ruptura de la conectividad cortical dentro y entre las regiones de procesamiento del lenguaje, según el lugar y la gravedad del daño. Este artículo examina lo que se sabe actualmente sobre la forma en que la demencia afecta el uso del lenguaje e intenta distinguir los cambios patológicos de los cambios normativos en el lenguaje relacionados con la edad.

Un tema ha tendido a dominar las discusiones teóricas sobre los efectos de la demencia en el lenguaje: la modularidad de los procesos fonológicos, sintácticos, semánticos y / o discursivos. La teoría de la modularidad, o autonomía, sostiene que la producción o comprensión del lenguaje implica una secuencia de etapas o niveles de procesamiento. Típicamente, se atribuyen cuatro propiedades a esta secuencia de etapas de procesamiento: (1) cada etapa corresponde a un sistema de reglas lingüísticas distinto (2) cada etapa involucra un sistema de representación discreto (3) el procesamiento fluye unidireccionalmente a través de la secuencia de etapas y (4) cada etapa puede caracterizarse por restricciones independientes sobre las reglas, representaciones u operaciones de procesamiento en esa etapa. La mayoría de los modelos asumen que hay una serie de niveles autónomos de procesamiento, incluido un nivel fonológico, que especifica la secuencia de sonidos que componen cada palabra; un nivel morfológico, en el que se determina la información de la parte del discurso; un nivel sintáctico, en el que las palabras individuales se forman en frases y cláusulas a nivel semántico, en el que se determinan las relaciones de significado dentro y entre palabras y frases y un discurso, o nivel pragmático de la estructura y función del mensaje. El grado de interactividad entre estos niveles de representación y la posibilidad de un flujo de información bidireccional entre niveles están en el centro de esta controversia. Formas específicas de demencia pueden atacar cualquiera o todos estos niveles, quizás reflejando el mapeo de funciones lingüísticas en estructuras corticales o subcorticales.

Una variedad de pruebas específicas para los efectos de la demencia en el lenguaje se incluyen comúnmente como parte de la evaluación de la demencia, incluyendo pruebas de fluidez verbal, nombres de imágenes y memoria inmediata y retardada de listas de palabras y pasajes cortos. Por ejemplo, el Mini Examen del Estado Mental incluye pruebas de producción de oraciones, denominación de objetos, memoria verbal inmediata y retardada y la capacidad de seguir órdenes verbales, además de pruebas de orientación, atención y praxis constructiva. Los psicolingüistas y neuropsicólogos han evaluado los efectos de la demencia en diversas tareas relacionadas con el lenguaje, como la denominación de imágenes, la verificación de imágenes de palabras y de imágenes de oraciones, juicios metalingüísticos y comprensión lectora y auditiva.

Muchas pruebas lingüísticas son relativamente complejas e involucran una variedad de procesos componentes que pueden verse afectados por el envejecimiento normal u otras condiciones relacionadas con la edad. Algunas de estas pruebas se utilizan a menudo para evaluar otros procesos cognitivos, como la función ejecutiva. Un ejemplo es la fluidez verbal. Las pruebas de fluidez verbal, como la prueba de asociación de palabras orales controladas, permiten a las personas una cantidad determinada de tiempo, a menudo 1 minuto, para generar palabras en respuesta a una señal, como palabras que comienzan con una letra o fonema objetivo (p. Ej., Palabras que comienzan con una 'f') o miembros de una categoría semántica (por ejemplo, los nombres de animales). Debido a que la tarea se basa tanto en la memoria semántica como en la función ejecutiva, se encuentran déficits en casi todas las demencias. Por ejemplo, está bien establecido que las personas con demencia parkinsoniana y demencia de Alzheimer tienen déficits de fluidez verbal, particularmente en las pruebas que involucran la recuperación de miembros de categorías semánticas. Estos déficits en individuos con demencia parkinsoniana se han atribuido típicamente a problemas no semánticos asociados con la función ejecutiva, como problemas de control inhibitorio, mientras que déficits similares en individuos con demencia de Alzheimer se han atribuido a una ruptura de la memoria semántica o procesos de recuperación semántica. Se han hecho algunos intentos para desarrollar componentes semánticos y de función ejecutiva separados del desempeño de la fluidez verbal mediante el seguimiento del curso temporal de las respuestas, requiriendo respuestas para alternar o cambiar entre dos categorías y variando otros parámetros de la tarea.


  • Género - los niños tienen muchas más probabilidades que las niñas de sufrir trastornos del comportamiento. No está claro si la causa es genética o está relacionada con experiencias de socialización.
  • Gestación y nacimiento - Los embarazos difíciles, el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer pueden contribuir en algunos casos al comportamiento problemático del niño en el futuro.
  • Temperamento - los niños que son difíciles de manejar, temperamentales o agresivos desde una edad temprana tienen más probabilidades de desarrollar trastornos del comportamiento más adelante en la vida.
  • Vida familiar - Los trastornos del comportamiento son más probables en familias disfuncionales. Por ejemplo, un niño corre un mayor riesgo en familias donde la violencia doméstica, la pobreza, las habilidades de crianza deficiente o el abuso de sustancias son un problema.
  • Dificultades de aprendizaje –Los problemas con la lectura y la escritura a menudo se asocian con problemas de conducta.
  • Discapacidades intelectuales - los niños con discapacidad intelectual tienen el doble de probabilidades de tener trastornos del comportamiento.
  • Desarrollo cerebral - Los estudios han demostrado que las áreas del cerebro que controlan la atención parecen estar menos activas en los niños con TDAH.

Los trastornos del comportamiento perturbador son complicados y pueden incluir muchos factores diferentes que trabajan en combinación. Por ejemplo, un niño que exhibe los comportamientos delictivos de la EC también puede tener TDAH, ansiedad, depresión y una vida familiar difícil.

  • Diagnóstico por un servicio especializado, que puede incluir un pediatra, psicólogo o psiquiatra infantil.
  • Entrevistas en profundidad con los padres, el niño y los maestros.
  • Listas de verificación de comportamiento o cuestionarios estandarizados.

Es importante descartar factores estresantes agudos que puedan estar alterando el comportamiento del niño. Por ejemplo, un padre enfermo o la victimización de otros niños puede ser responsable de cambios repentinos en el comportamiento típico de un niño y estos factores deben considerarse inicialmente.


Herramientas de evaluación del estado mental

Varias herramientas breves de detección pueden ayudar a los médicos a obtener una evaluación objetiva del estado mental. Sin embargo, algunos instrumentos no se han estudiado para su uso en el entorno de atención primaria para otros, los métodos de investigación fueron inconsistentes, lo que limita la capacidad de generalizar los hallazgos a ciertos entornos de práctica.6 Otras herramientas de detección que han sido ampliamente investigadas varían en el tiempo de administración. , habilidades cognitivas medidas, número de preguntas y sensibilidad y especificidad para la demencia o deterioro cognitivo leve. La Tabla 2 resume varios instrumentos estudiados en el ámbito de la atención primaria3, 4, 6. Es necesario el juicio del médico para seleccionar la herramienta más adecuada para un paciente individual. Ninguna herramienta de detección es diagnóstica de ningún trastorno del estado mental. Aunque el cribado puede detectar deterioro cognitivo o demencia, no hay evidencia de que el cribado mejore los resultados clínicos.6 Como el pilar del diagnóstico, el juicio clínico debe basarse en múltiples observaciones realizadas a lo largo del tiempo. Sin embargo, estos instrumentos pueden ser beneficiosos porque proporcionan un método objetivo y estandarizado para evaluar el estado mental.

Resumen de herramientas de detección cognitiva

Examen cognitivo de Addenbrooke (revisado)

Atención, funcionamiento ejecutivo, lenguaje, memoria, orientación, competencia visoespacial

Funcionamiento ejecutivo, memoria, competencia visuoespacial

Mini examen del estado mental

Atención, lenguaje, memoria, orientación, competencia visuoespacial

Evaluación cognitiva de Montreal

Atención, funcionamiento ejecutivo, lenguaje, memoria, orientación

Información de las referencias 3, 4 y 6.

Resumen de herramientas de detección cognitiva

Examen cognitivo de Addenbrooke (revisado)

Atención, funcionamiento ejecutivo, lenguaje, memoria, orientación, competencia visoespacial

Funcionamiento ejecutivo, memoria, competencia visuoespacial

Mini examen del estado mental

Atención, lenguaje, memoria, orientación, competencia visuoespacial

Evaluación cognitiva de Montreal

Atención, funcionamiento ejecutivo, lenguaje, memoria, orientación

Información de las referencias 3, 4 y 6.

Según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento y la Asociación de Alzheimer, el diagnóstico de deterioro cognitivo y demencia requiere un déficit en al menos dos funciones cognitivas o conductuales, incluido el aprendizaje y el recuerdo de la información, el razonamiento o la realización de tareas, la competencia visuoespacial, el habla, la lectura y la escritura. comportamiento y personalidad.4 Los instrumentos de cribado varían en los dominios cognitivos y conductuales que evalúan. La herramienta de prueba cognitiva más investigada es el MMSE. La administración requiere de seis a 10 minutos, aunque puede llevar más tiempo dependiendo del grado de deterioro. En 14 estudios, el MMSE tuvo una sensibilidad del 88,3% (intervalo de confianza [IC] del 95%, 81,3% a 92,9%) y una especificidad del 86,2% (IC del 95%, 81,8% a 89,7%) para la demencia, con una puntuación corte de 23 a 25 que indica un deterioro significativo.4 Un metanálisis más reciente de 108 estudios de cohortes encontró una sensibilidad del 81% (IC del 95%, 78% a 84%) y una especificidad del 89% (IC del 95%, 87% a 91%) .6 El MMSE evalúa una amplia gama de dominios, que incluyen atención, lenguaje, memoria, orientación y competencia visuoespacial. Sin embargo, es propietario y, según el titular de los derechos de autor, no puede reproducirse ni administrarse sin cargo, y se debe tener en cuenta el nivel de educación del paciente al interpretar los resultados3, 4.

El Mini-Cog es una herramienta de detección breve (cinco minutos o menos) que mide el funcionamiento ejecutivo, la memoria y la competencia visuoespacial. Las estimaciones de su sensibilidad y especificidad para la demencia varían entre los estudios. Sin embargo, un metaanálisis reciente de estudios de cohortes encontró una sensibilidad combinada del 91% (IC del 95%, 80% a 96%) y una especificidad del 86% (IC del 95%, 74% a 93%). 4 El Mini-Cog instruye al paciente para que diga tres palabras, participe en una tarea de dibujar un reloj y luego repita las tres palabras. El Mini-Cog es breve, fácil de usar y ampliamente disponible, y se prefiere al MMSE. Sin embargo, demostró un mejor desempeño en pacientes con demencia en comparación con aquellos con deterioro cognitivo leve, lo que puede explicar la variación en la sensibilidad (76% a 100%) y especificidad (54% a 85,2%) en otras revisiones.4

La Evaluación Cognitiva de Montreal es una herramienta de detección breve (10 minutos o menos) que evalúa la atención, el funcionamiento ejecutivo, el lenguaje, la memoria y la orientación. Tiene un mejor rendimiento en la evaluación de pacientes con deterioro cognitivo leve en comparación con el Mini-COG, MMSE y el examen cognitivo de Addenbrooke revisado (ACE-R), y no es propietario3, 4.Su sensibilidad y especificidad combinadas en 20 estudios de cohortes fueron 91% (95% CI, 84% a 95%) y 81% (95% CI, 71% a 81%), respectivamente.4 Su contenido es similar al del MMSE, por el cual puede ser sustituido, pero también consta de tareas visuoespaciales, nombramientos y ensayos de memoria.4

El ACE-R es otra alternativa al MMSE que no es propietaria3, 4.Requiere alrededor de 20 minutos para administrar y evaluar la atención, el funcionamiento ejecutivo, el lenguaje, la memoria, la orientación y la competencia visuoespacial4. una sensibilidad combinada del 92% (IC del 95%, 90% a 94%) y una especificidad del 89% (IC del 95%, 84% a 93%) para la demencia.4 Su contenido y administración son similares a los del MMSE, pero requiere algunas tareas visuoespaciales adicionales.

Hay otras herramientas breves de detección disponibles, pero no se tratan en detalle debido a su falta de generalización, inconsistencia en la puntuación y escasez de investigaciones de alta calidad con respecto a su uso en el ámbito de la atención primaria3.


10 tipos de trastornos de la personalidad y sus síntomas

¿Qué es un trastorno de personalidad?

Todos tenemos nuestra propia forma única de pensar, sentir, comportarnos y reaccionar. Todo esto forma parte de nuestra personalidad. Un trastorno de la personalidad es una dolencia que afecta a estas mismas cosas que nos convierten en las personas que somos.

Los trastornos de la personalidad, por lo tanto, afectan nuestra forma de pensar, sentir, comportarse y reaccionar. Pueden causar problemas en la vida diaria y tener efectos a largo plazo. Afectan nuestras relaciones con otras personas importantes, como familiares y amigos, y es posible que tengamos dificultades para mantener un empleo.

Los síntomas de los trastornos de la personalidad.

En general, se acepta que se le podría diagnosticar un trastorno de la personalidad si presenta los tres siguientes:

  1. Sus sentimientos, pensamientos y comportamiento le causan a usted oa otras personas problemas importantes en la vida diaria.
  2. Sus sentimientos, pensamientos y comportamientos causan problemas importantes en diferentes aspectos de su vida.
  3. Estos problemas han continuado durante mucho tiempo.

Tipos de trastornos de la personalidad

Existen diez tipos diferentes de trastornos de la personalidad que se puede agrupar en tres grandes grupos - A, B o C:

Grupo A

  1. Trastorno de personalidad paranoica
  2. Trastorno de personalidad esquizoide
  3. Trastorno esquizotípico de la personalidad

Cualquiera que muestre un trastorno de personalidad del grupo A sería sospecha de los demás y muestran un comportamiento extraño y excéntrico rayano en la paranoia.

Grupo B

  1. Desorden de personalidad antisocial
  2. Trastorno límite de la personalidad
  3. Trastorno de personalidad histriónica

Aquellos que muestran un trastorno de personalidad del Grupo B tendrían problemas relacionándose con otros y parecería dramático, impulsivo, errático y amenazante en su comportamiento.

Grupo C

  1. Desorden de personalidad evasiva
  2. Trastorno de personalidad dependiente
  3. Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Cualquiera que haya sido diagnosticado con un trastorno de personalidad del grupo C es miedo a las relaciones y muestra miedo y ansiedad alrededor de la gente. También pueden retirarse de la sociedad.

Diferentes tipos de trastornos de la personalidad

GRUPO A

Trastorno de personalidad paranoide

Aquellos con trastorno de personalidad paranoica lo encuentran extremadamente difícil confiar en la gente. Ellos también:

  • Piensa que la gente les miente
  • Preocupación de que se esté utilizando información confidencial en su contra
  • Cree que están siendo observados
  • Piensa que hay mensajes ocultos en comunicaciones inocentes.
  • Busque traición y señales de manipulación.
Trastorno esquizoide de la personalidad

Aquellos con trastorno esquizoide de la personalidad pueden parecer frío y distante. Ellos también:

  • No están interesados ​​en entablar relaciones cercanas con las personas.
  • Tiene pocas ganas de entablar relaciones.
  • Tiene una capacidad limitada para experimentar placer o alegría.
  • Prefiero estar solo
  • No está interesado en elogios o críticas.
Trastorno esquizotípico de la personalidad

Aquellos con trastorno esquizotípico de la personalidad tendrán habilidades sociales deficientes y se comportarán de una manera extraña, experimentando pensamientos delirantes. Ellos también:

  • Adjuntar un significado indebido a los eventos cotidianos, creyendo que están recibiendo mensajes secretos
  • Expresarse de una manera extraña que otros encuentran excéntrica
  • Creen que tienen poderes especiales, como leer la mente de las personas.
  • Tienen formas muy inusuales de hablar y a menudo se desvían del tema.
  • Siente una ansiedad extrema en situaciones sociales.

GRUPO B

Trastorno de personalidad antisocial (ASPD)

Aquellos con personalidad antisocial a menudo intimidan a los demás y son vistos como matones. Ellos también:

  • Muestran una falta de preocupación por sus acciones.
  • Ponerse en situaciones de riesgo o ilegales.
  • Comportarse de manera peligrosa sin considerar las consecuencias
  • No muestre culpa ni remordimiento por sus acciones.
  • Se aburren fácilmente y actúan por impulso.
Trastorno límite de la personalidad (TLP)

Aquellos con trastorno límite de la personalidad se preocupan por el abandono y trabajan duro para evitar que eso suceda. Ellos también:

  • Son dramáticos emocionalmente y pueden estar arriba un minuto y tocar fondo al siguiente
  • Sea inconstante con su propio sentido de sí mismo
  • Le resulta difícil mantener relaciones
  • Actuar por impulso y hacer las cosas en exceso
Trastorno de personalidad histriónica

Aquellos con trastorno histriónico tienen que ser El centro de atención en todo momento. Ellos también:

  • Piensa que tienen que entretener todo el tiempo.
  • Siente que son el alma y la vida de la fiesta
  • Son dramáticos y exagerados todo el tiempo.
  • Necesita la aprobación constante de los demás
Trastorno narcisista de la personalidad

Estas personas creen que son las especiales y que las reglas normales no se aplican. Ellos también:

  • Piensa que se merecen más que los demás.
  • Tener una autoestima delicada
  • Sienten resentimiento si no son reconocidos
  • Resentir los éxitos de otras personas
  • Ponga sus propias necesidades por encima de otras personas

GRUPO C

Trastorno de la personalidad por evitación (o ansiedad)

Las personas con trastorno de personalidad por evitación tienden a evitar cualquier actividad social, incluido el trabajo, que implique interactuar con otras personas. Ellos también:

  • Evita cualquier tipo de actividad social.
  • Espere ser "sorprendido" y avergonzado
  • Preocuparse por ser rechazado por sus compañeros.
  • Sentirse solo y aislado de los demás.
Trastorno de personalidad dependiente

Las personas con este trastorno tienden a sentirse débil y necesitado con una dispensa de no poder funcionar sin la ayuda de otros. Ellos también:

  • Prefieren que otros tomen el control en áreas importantes de sus vidas.
  • Tienen baja autoestima y los demás los consideran pasivos.
  • Aceptar decisiones que no sean de su interés.
  • Considera que los demás son más capaces que ellos mismos.
Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad (TOCP)

Las personas con trastorno obsesivo compulsivo deben mantener todo en orden y mantener un control estricto sobre sus vidas. Ellos también:

  • Sentirse ansioso cuando las cosas están fuera de control.
  • Excepto que suceda algo terrible si no tienen el control
  • Son acaparadores que no pueden soltar las cosas
  • Establecer estándares muy altos para ellos mismos

Tratamientos para el trastorno de la personalidad

Dependiendo del tipo de trastorno de personalidad que padezca una persona, se sugerirían diferentes terapias y tratamientos.

  • Psicológico & # 8211 mediante el cual una persona discute sus pensamientos con un profesional capacitado.
  • Psicodinámico - Mirando hacia atrás en los traumas de la primera infancia.
  • Terapia de comportamiento cognitivo - Cambiar la forma en que pensamos sobre nuestro comportamiento para cambiar nuestras acciones.
  • Terapia interpersonal - Observar cómo nuestras relaciones afectan nuestra salud mental.
  • Medicamento - Algunas formas graves de trastornos pueden aliviarse en gran medida con la medicación adecuada.

Copyright © 2012-2021 Mente de aprendizaje. Reservados todos los derechos. Para obtener permiso para reimprimir, contáctenos.


Herramientas de evaluación del estado mental

Varias herramientas breves de detección pueden ayudar a los médicos a obtener una evaluación objetiva del estado mental. Sin embargo, algunos instrumentos no se han estudiado para su uso en el entorno de atención primaria para otros, los métodos de investigación fueron inconsistentes, lo que limita la capacidad de generalizar los hallazgos a ciertos entornos de práctica.6 Otras herramientas de detección que han sido ampliamente investigadas varían en el tiempo de administración. , habilidades cognitivas medidas, número de preguntas y sensibilidad y especificidad para la demencia o deterioro cognitivo leve. La Tabla 2 resume varios instrumentos estudiados en el ámbito de la atención primaria3, 4, 6. Es necesario el juicio del médico para seleccionar la herramienta más adecuada para un paciente individual. Ninguna herramienta de detección es diagnóstica de ningún trastorno del estado mental. Aunque el cribado puede detectar deterioro cognitivo o demencia, no hay evidencia de que el cribado mejore los resultados clínicos.6 Como el pilar del diagnóstico, el juicio clínico debe basarse en múltiples observaciones realizadas a lo largo del tiempo. However, these instruments may be beneficial because they provide an objective, standardized method of evaluating mental status.

Summary of Cognitive Screening Tools

Addenbrooke's Cognitive Examination (revised)

Attention, executive functioning, language, memory, orientation, visuospatial proficiency

Executive functioning, memory, visuospatial proficiency

Mini-Mental State Examination

Attention, language, memory, orientation, visuospatial proficiency

Montreal Cognitive Assessment

Attention, executive functioning, language, memory, orientation

Information from references 3 , 4, and 6 .

Summary of Cognitive Screening Tools

Addenbrooke's Cognitive Examination (revised)

Attention, executive functioning, language, memory, orientation, visuospatial proficiency

Executive functioning, memory, visuospatial proficiency

Mini-Mental State Examination

Attention, language, memory, orientation, visuospatial proficiency

Montreal Cognitive Assessment

Attention, executive functioning, language, memory, orientation

Information from references 3 , 4, and 6 .

According to the National Institute on Aging and the Alzheimer's Association, diagnosis of cognitive impairment and dementia requires a deficit in at least two cognitive or behavioral functions, including learning and information recall, reasoning or task completion, visuospatial proficiency, speech, reading and writing, behavior, and personality.4 Screening instruments vary in the cognitive and behavioral domains they assess. The most widely researched cognitive testing tool is the MMSE. It requires about six to 10 minutes to administer, although it may take longer depending on the extent of impairment. In 14 studies, the MMSE had a sensitivity of 88.3% (95% confidence interval [CI], 81.3% to 92.9%) and a specificity of 86.2% (95% CI, 81.8% to 89.7%) for dementia, with a score cutoff of 23 to 25 indicating significant impairment.4 A more recent meta-analysis of 108 cohort studies found a sensitivity of 81% (95% CI, 78% to 84%) and specificity of 89% (95% CI, 87% to 91%).6 The MMSE assesses a wide range of domains, including attention, language, memory, orientation, and visuospatial proficiency. However, it is proprietary and, according to the copyright holder, may not be reproduced or administered without a fee, and the patient's education level must be taken into account when interpreting the results.3 , 4

The Mini-Cog is a brief (five minutes or less) screening tool that measures executive functioning, memory, and visuospatial proficiency. Estimates of its sensitivity and specificity for dementia vary across studies. However, a recent meta-analysis of cohort studies found a pooled sensitivity of 91% (95% CI, 80% to 96%) and specificity of 86% (95% CI, 74% to 93%).4 The Mini-Cog instructs the patient to say three words, engage in a clock drawing task, then repeat the three words. The Mini-Cog is brief, easy to use, and widely available, and it is preferred over the MMSE. However, it demonstrated better performance in patients with dementia compared with those with only mild cognitive impairment, which may account for the variance in sensitivity (76% to 100%) and specificity (54% to 85.2%) in other reviews.4

The Montreal Cognitive Assessment is a brief (10 minutes or less) screening tool that assesses attention, executive functioning, language, memory, and orientation. It has better performance in assessing patients with mild cognitive impairment compared with the Mini-COG, MMSE, and the revised Addenbrooke's Cognitive Examination (ACE-R), and it is not proprietary.3 , 4 Its pooled sensitivity and specificity in 20 cohort studies were 91% (95% CI, 84% to 95%) and 81% (95% CI, 71% to 81%), respectively.4 Its content is similar to that of the MMSE, for which it may be substituted, but also consists of visuospatial tasks, naming, and memory trials.4

The ACE-R is another alternative to the MMSE that is not proprietary.3 , 4 It requires about 20 minutes to administer and assesses attention, executive functioning, language, memory, orientation, and visuospatial proficiency.4 In 13 studies, this tool had a pooled sensitivity of 92% (95% CI, 90% to 94%) and specificity of 89% (95% CI, 84% to 93%) for dementia.4 Its content and administration are similar to those of the MMSE, but it requires some additional visuospatial tasks.

Other brief screening tools are available, but they are not covered in detail because of their lack of generalizability, inconsistency in scoring, and paucity of high-quality research regarding their use in the primary care setting.3


  • Género – boys are much more likely than girls to suffer from behavioural disorders. It is unclear if the cause is genetic or linked to socialisation experiences.
  • Gestation and birth – difficult pregnancies, premature birth and low birth weight may contribute in some cases to the child’s problem behaviour later in life.
  • Temperamento – children who are difficult to manage, temperamental or aggressive from an early age are more likely to develop behavioural disorders later in life.
  • Family life – behavioural disorders are more likely in dysfunctional families. For example, a child is at increased risk in families where domestic violence, poverty, poor parenting skills or substance abuse are a problem.
  • Learning difficulties –problems with reading and writing are often associated with behaviour problems.
  • Intellectual disabilities – children with intellectual disabilities are twice as likely to have behavioural disorders.
  • Desarrollo cerebral – studies have shown that areas of the brain that control attention appear to be less active in children with ADHD.

Disruptive behavioural disorders are complicated and may include many different factors working in combination. For example, a child who exhibits the delinquent behaviours of CD may also have ADHD, anxiety, depression, and a difficult home life.

  • Diagnosis by a specialist service, which may include a paediatrician, psychologist or child psychiatrist
  • In-depth interviews with the parents, child and teachers
  • Behaviour check lists or standardised questionnaires.

It is important to rule out acute stressors that might be disrupting the child’s behaviour. For example, a sick parent or victimising by other children might be responsible for sudden changes in a child’s typical behaviour and these factors have to be considered initially.


Slideshow: A Visual Guide to Schizophrenia

It’s a serious mental illness that can be disabling without care. About 1% of Americans have it. People with the condition may hear voices, see imaginary sights, or believe other people control their thoughts. These sensations can frighten the person and lead to erratic behavior. Although there is no cure, treatment can usually manage the most serious symptoms. Contrary to popular misunderstanding, schizophrenia is is not the same as multiple personality disorder.


Sumérgete más profundo

The signs of SCD show up in early childhood. In fact, having early symptoms is one of the criteria for diagnosis.

Very young kids may have delays in social communication milestones like using sounds or gestures to greet people. They may also have little interest in interacting socially. But families and teachers may not recognize the signs until later on.

Here are some signs of SCD at any age:

Doesn’t get sarcasm is overly literal

Doesn’t give background information when talking to unfamiliar people

Has trouble understanding things that are implied but not stated

Has trouble picking up on social cues like facial expressions

Doesn’t use appropriate greetings

It’s not clear what causes SCD. But it often occurs with other conditions and challenges. These include autism, ADHD , trouble with reading, and language disorders. To get to the bottom of the communication issues, it’s important to look at what else might be going on.

SCD isn’t related to intelligence. People who have it are just as smart as other people. But it can create challenges at school, at work, and in everyday life.

To diagnose SDC, speech-language therapists use a variety of tests. These tests look at verbal and nonverbal communication skills in different settings. Therapists might also observe kids in the classroom and at home.

Learn about language disorders that can also impact communication.

The main treatment for kids with SCD is speech-language therapy. Kids may get it for free at school. There are also therapists who work in private settings.

Speech-language therapists can work with kids on conversation skills either one-on-one or in small groups. They might use role-playing games or visuals like comic books. Social skills groups can also help kids with SCD improve their communication skills.

Young adults and adults may be able to find groups or workshops that focus on building social skills or life skills. These programs may be run by speech-language therapists, social workers, psychologists, vocational counselors, and college counselors.

Learn more about speech-language therapists and how they help with communication skills.


Educational implications

Because all communication disorders carry the potential to isolate individuals from their social and educational surroundings, it is essential to find appropriate timely intervention. While many speech and language patterns can be called "baby talk" and are part of a young child's normal development, they can become problems if they are not outgrown as expected. In this way an initial delay in speech and language or an initial speech pattern can become a disorder which can cause difficulties in learning. Because of the way the brain develops, it is easier to learn language and communication skills before the age of 5. When children have muscular disorders, hearing problems or developmental delays, their acquisition of speech, language and related skills is often affected.

Speech-language pathologists assist children who have communication disorders in various ways. They provide individual therapy for the child consult with the child's teacher about the most effective ways to facilitate the child's communication in the class setting and work closely with the family to develop goals and techniques for effective therapy in class and at home. Technology can help children whose physical conditions make communication difficult. The use of electronic communication systems allow nonspeaking people and people with severe physical disabilities to engage in the give and take of shared thought.

Vocabulary and concept growth continues during the years children are in school. Reading and writing are taught and, as students get older, the understanding and use of language becomes more complex. Communication skills are at the heart of the education experience. Speech and/or language therapy may continue throughout a student's school year either in the form of direct therapy or on a consultant basis. The speech-language pathologist may assist vocational teachers and counselors in establishing communication goals related to the work experiences of students and suggest strategies that are effective for the important transition from school to employment and adult life.

Communication has many components. All serve to increase the way people learn about the world around them, utilize knowledge and skills, and interact with colleagues, family and friends.


How are the cognitive and communication problems treated?

The cognitive and communication problems of traumatic brain injury are best treated early, often beginning while the individual is still in the hospital. This early therapy will frequently center on increasing skills of alertness and attention. They will focus on improving orientation to person, place, time, and situation, and stimulating speech understanding. The therapist will provide oral-motor exercises in cases where the individual has speech and swallowing problems.

Longer term rehabilitation may be performed individually, in groups, or both, depending upon the needs of the individual. This therapy often occurs in a rehabilitation facility designed specifically for the treatment of individuals with traumatic brain injury. This type of setting allows for intensive therapy by speech-language pathologists, physical therapists, occupational therapists, and neuropsychologists at a time when the individual can best benefit from such intensive therapy. Other individuals may receive therapy at home by visiting therapists or on an outpatient basis at a hospital, medical center, or rehabilitation facility.

The goal of rehabilitation is to help the individual progress to the most independent level of functioning possible. For some, ability to express needs verbally in simple terms may be a goal. For others, the goal may be to express needs by pointing to pictures. For still others, the goal of therapy may be to improve the ability to define words or describe consequences of actions or events.

Therapy will focus on regaining lost skills as well as learning ways to compensate for abilities that have been permanently changed because of the brain injury. Most individuals respond best to programs tailored to their backgrounds and interests. The most effective therapy programs involve family members who can best provide this information. Computer-assisted programs have been successful with some individuals.


Tratamiento

There are two types of treatment used for expressive language disorder. The first involves the child working one-on-one with a speech therapist on a regular schedule and practicing speech and communication skills. The second type of treatment involves the child's parents and teachers working together to incorporate spoken language that the child needs into everyday activities and play. Both of these kinds of treatment can be effective, and are often used together.


10 Types of Personality Disorders and Their Symptoms

What is a personality disorder?

We all have our own unique way of thinking, feeling, behaving and reacting. This all goes into making up our personality. A personality disorder is an ailment that affects these very things that make us into the people that we are.

Personality disorders, therefore, affect our way of thinking, feeling, behaving and reacting. They can cause problems with day-to-day life and have long-term effects. They affect our relationships with significant others such as family and friends, and we might find it difficult to maintain employment.

The symptoms of personality disorders

It is generally accepted that you could be diagnosed with a personality disorder if you display all three of the following:

  1. Your feelings, thoughts and behaviour cause you or others significant problems in daily life.
  2. Your feelings, thoughts and behaviours cause significant problems across different aspects of your life.
  3. These problems have continued for a long time.

Types of personality disorders

Existen ten different types of personality disorders which can be grouped into three broad clusters – A, B or C:

Cluster A

  1. Paranoid personality disorder
  2. Schizoid personality disorder
  3. Schizotypal personality disorder

Anyone displaying a Cluster A personality disorder would be suspicious about others and show odd and eccentric behaviour bordering on paranoia.

Cluster B

  1. Antisocial personality disorder
  2. Borderline personality disorder
  3. Histrionic personality disorder

Those displaying a Cluster B personality disorder would have problems relacionándose con otros and would come across as dramatic, impulsive, erratic and threatening in their behaviour.

Cluster C

  1. Avoidant personality disorder
  2. Dependent personality disorder
  3. Obsessive Compulsive personality disorder

Anyone who has been diagnosed with a Cluster C personality disorder is afraid of relationships and shows fear and anxiety around people. They may also become withdrawn from society.

Different Types of Personality Disorders

CLUSTER A

Paranoid Personality Disorder

Those with paranoid personality disorder find it extremely difficult to trust people. They also:

  • Think that people are lying to them
  • Worry that confidential information is being used against them
  • Believe they are being watched
  • Think there are hidden messages in innocent communications
  • Look for betrayal and signs of manipulation
Trastorno esquizoide de la personalidad

Those with schizoid personality disorder may come across as cold and detached. They also:

  • Are uninterested in forming close relationships with people
  • Have little desire to form relationships
  • Have limited ability to experience pleasure or joy
  • Prefer to be alone
  • Are uninterested in praise or criticism
Trastorno esquizotípico de la personalidad

Those with schizotypal personality disorder will have poor social skills and behave in an odd way, experiencing delusional thoughts. They also:

  • Attach undue significance to everyday events, believing they are receiving secret messages
  • Express themselves in an odd manner that others find eccentric
  • Believe that they have special powers such as reading people’s minds
  • Have very unusual ways of talking and often go off the subject
  • Feel extreme anxiety in social situations

CLUSTER B

Antisocial Personality Disorder (ASPD)

Those with antisocial personality often intimidate others and are seen as bullies. They also:

  • Show a lack of concern about their actions
  • Put themselves in risky or illegal situations
  • Behave in a dangerous way without considering the consequences
  • Show no guilt or remorse for their actions
  • Are easily bored and act on impulse
Borderline Personality Disorder (BPD)

Those with borderline personality disorder worry about abandonment and work hard to stop that happening. They also:

  • Are dramatic emotionally and can be up one minute and rock bottom the next
  • Be fickle about their own sense of self
  • Find it hard to maintain relationships
  • Act on impulse and do things to excess
Histrionic Personality Disorder

Those with histrionic disorder have to be the centre of attention at all times. They also:

  • Think that they have to entertain all the time
  • Feel that they are the life and soul of the party
  • Are dramatic and over the top all the time
  • Need constant approval from others
Trastorno narcisista de la personalidad

These people believe they are the special ones and that normal rules do not apply. They also:

  • Think that they deserve more than others
  • Have delicate self-esteem
  • Feel resentment if they are not recognised
  • Resent other people’s successes
  • Put their own needs above other people

CLUSTER C

Avoidant (or anxious) Personality Disorder

People with avoidant personality disorder tend to avoid any social activity including work that involves interacting with other people. They also:

  • Avoid any kind of social activity
  • Expect to be ‘caught out’ and embarrassed
  • Worry about being rejected by their peers
  • Feel lonely and isolated from others
Dependent Personality Disorder

People with this disorder tend to feel weak and needy with a dispensation to be unable to function without the aid of others. They also:

  • Prefer for others to take control in important areas in their lives
  • Have low self-esteem and are seen as passive by others
  • Agree to decisions that are not in their interests
  • Regard others are more capable than themselves
Obsessive Compulsive Personality Disorder (OCPD)

People with obsessive compulsive disorder have to keep everything in order and keep strict control over their lives. They also:

  • Feel anxious when things are out of control
  • Except something awful to happen if they are not in control
  • Are hoarders who cannot let go of things
  • Set very high standards for themselves

Personality disorder treatments

Depending on what type of personality disorder a person is suffering from, different therapies and treatments would be suggested.

  • Psicológico – whereby a person discusses their thoughts with a trained professional.
  • Psicodinámico – Looking back into early childhood traumas.
  • Cognitive Behavioural Therapy – Changing the way we think about our behaviour in order to change our actions.
  • Interpersonal Therapy – Looking at how our relationships affect our mental health.
  • Medicamento – Some severe forms of disorders can be greatly alleviated with the proper medication.

Copyright © 2012-2021 Learning Mind. Reservados todos los derechos. For permission to reprint, contact us.


Dementia and Language

S. Kemper , L.J.P. Altmann , in Encyclopedia of Neuroscience , 2009

Effects of Dementia on Language

Language production begins with the formulation of a message and includes steps of discourse planning, lexical selection, and syntactic encoding. Language comprehension involves the analysis of discourse, syntactic, and lexical representations. Because of the many levels of analysis and the necessity of integrating information from all levels, both aspects of language use are compromised to some extent in all types of dementia beyond the small but significant effects of normal aging. Errors can arise at any stage of production or comprehension as a result of attentional lapses, processing limitations, or execution problems. For example, normative aging processes may exacerbate production or comprehension problems due to general slowing of cognitive processes, reductions of working memory capacity, or a breakdown of inhibitory processes. In dementia, these deficits are exacerbated by the breakdown of cortical connectivity within and between language processing regions, depending on the locus and severity of damage. This article examines what is currently known about the way dementia affects language use and attempts to distinguish pathological changes from normative age-related changes to language.

One issue has tended to dominate theoretical discussions of the effects of dementia on language: the modularity of phonological, syntactic, semantic, and/or discourse processes. Modularity, or autonomy, theory holds that language production or comprehension involves a sequence of processing stages or levels. Typically, four properties are ascribed to this sequence of processing stages: (1) each stage corresponds to a distinct linguistic rule system (2) each stage involves a discrete representational system (3) processing flows unidirectionally through the sequence of stages and (4) each stage may be characterized by independent constraints on the rules, representations, or processing operations at that stage. Most models assume that there are a number of autonomous levels of processing, including a phonological level, which specifies the sequence of sounds composing each word a morphological level, at which part-of-speech information is determined a syntactic level, in which individual words are formed into phrases and clauses a semantic level, at which meaning relations within and between words and phrases are determined and a discourse, or pragmatic level of message structure and function. The degree of interactivity among these levels of representation and the possibility of bidirectional flow of information between levels are at the center of this controversy. Specific forms of dementia can attack any or all these levels, perhaps reflecting the mapping of linguistic functions onto cortical or subcortical structures.

A variety of specific tests for the effects of dementia on language are commonly included as part of the assessment of dementia, including tests of verbal fluency, picture naming, and immediate and delayed recall of word lists and short passages. For example, the Mini-Mental State Examination includes tests of sentence production, object naming, immediate and delayed verbal memory, and the ability to follow verbal commands, in addition to tests of orientation, attention, and constructional praxis. Psycholinguists and neuropsychologists have assessed the effects of dementia on various language-related tasks, such as picture naming, word-picture and sentence-picture verification, metalinguistic judgments, and reading and listening comprehension.

Many linguistic tests are relatively complex, involving a variety of component processes that may be affected by normal aging or other age-related conditions some of these tests are often used to assess other cognitive processes, such as executive function. One example is verbal fluency. Tests of verbal fluency, such as the Controlled Oral Word Association Test, allow individuals a set amount of time, often 1 min, to generate words in response to a cue, such as words beginning with a target letter or phoneme (e.g., words beginning with an ‘f’) or members of a semantic category (e.g., the names of animals). Because the task draws on both semantic memory and executive function, deficits are found in nearly all dementias. For example, it is well established that individuals with Parkinsonian dementia and Alzheimer’s dementia have verbal fluency deficits, particularly on tests involving retrieval of members of semantic categories. These deficits in individuals with Parkinsonian dementia have typically been attributed to nonsemantic problems associated with executive function, such as problems of inhibitory control, whereas similar deficits in individuals with Alzheimer’s dementia have been attributable to a breakdown of semantic memory or semantic retrieval processes. Some attempts have been made to develop separate semantic and executive-function components of verbal fluency performance by tracking the time course of responses, requiring responses to alternate or switch between two categories, and varying other task parameters.


Ver el vídeo: El desarrollo de la comunicacion y el lenguaje como base del aprendizaje academico (Junio 2022).