Información

¿El ruido blanco afecta el estudio, la lectura, la memoria o el aprendizaje?

¿El ruido blanco afecta el estudio, la lectura, la memoria o el aprendizaje?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Recientemente he estado tratando de ver si el ruido blanco funciona o no como un medio para bloquear los sonidos externos para poder concentrarme. Sin embargo, quiero saber si realmente perjudica el estudio y la lectura. No me importa si no tiene ningún beneficio, siempre que no tenga efectos negativos.

Estoy tratando de bloquear los sonidos de mi hermano a través de las paredes cuando está jugando con su xbox. Como soy hipersensible al ruido y cualquier ruido abrupto me saca de mi concentración.


Hay estudios recientes que sugieren que el ruido de fondo no estructurado, incluido el ruido blanco, en realidad puede mejorar el estudio y la memoria. Los beneficios no están claros y probablemente dependen de la persona, pero al menos no hay un efecto negativo obvio.

En pocas palabras: suena como una estrategia segura para que la pruebes.


Leer personas: anomalías conductuales y entrevistas de investigación

Mientras entrevista a un sospechoso de un crimen, un oficial de policía le pregunta qué sucedió. Por un instante, los ojos del entrevistado se agrandan de modo que el blanco sobre el iris es visible. La historia del sospechoso comienza con detalles sobre los recuerdos de antes del incidente, incluidas las cosas que hizo y no hizo el presunto delincuente. El presunto criminal describe el evento mientras se retuerce las manos y mira hacia otro lado, hacia arriba y hacia la izquierda, sin hacer contacto visual directo. El discurso del entrevistado se vuelve más lento y las referencias a otras personas cambian con el uso de pronombres. El sospechoso, cuya ceja izquierda está temblando, no habla sobre el incidente en sí y termina la historia con & # 8220 y eso es todo & # 8221 & # 160.

La descripción anterior hace que gran parte de la historia de este individuo sea sospechosa desde el punto de vista de la evaluación de la credibilidad. Sin embargo, al realizar entrevistas, los investigadores deben hacerse algunas preguntas importantes basadas en su observación de anomalías de comportamiento. & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160

  • ¿Qué señales contribuyen a la determinación y por qué?
  • ¿Qué comportamientos son signos significativos y cuáles no?
  • ¿Qué acciones son verdaderas señales de algo importante y cuáles son solo ruido?
  • ¿Qué señales proporcionan pautas para seguir investigando e interrogando?
  • ¿Qué conocimientos se pueden obtener de los indicadores observados y por qué?

Muchos profesionales de las fuerzas del orden comprenden y aprecian la importancia de las anomalías de comportamiento. Estos signos verbales y no verbales de cogniciones y emociones proporcionan pistas adicionales de lo que un individuo está pensando y sintiendo más allá del contenido de las palabras que se pronuncian. En el contexto de las entrevistas de investigación, estas anomalías de comportamiento se denominan indicadores.

Estas anomalías proporcionan pistas importantes y una valiosa información sobre la personalidad, la motivación y la intención de los sospechosos. Pueden ser signos de intención hostil, comportamiento sospechoso, veracidad o mentira, o temas y preocupaciones que son importantes para el entrevistado. Estos conocimientos cruciales brindan a los investigadores una información superior que puede guiarlos a lo largo del proceso y ayudarlos a completar las entrevistas. Por lo general, las personas no saben que están revelando estos indicadores.

El Dr. Matsumoto es profesor de psicología en la Universidad Estatal de San Francisco y director de una firma privada de consultoría y capacitación en California. & # 160

La Sra. Skinner es una agente especial supervisora ​​del FBI retirada y ex instructora en la Academia del FBI en Quantico, Virginia.

El Dr. Hwang es científico investigador y vicepresidente de una firma privada de consultoría y capacitación en California.

Al leer a las personas, una distinción importante que deben hacer los entrevistadores es la diferencia entre indicadores validados y no validados. Aquellos que están validados tienen evidencia científica y de campo que documenta la asociación entre el comportamiento y cogniciones o emociones específicas. Estas anomalías se prueban en laboratorio bajo estrictas condiciones científicas y son examinadas en el campo por los profesionales. Los indicadores no validados carecen de tales datos, ya sea en evidencia científica, operaciones de campo o ambos. 1

La validación proporciona evidencia de precisión y coherencia entre varias personas en diferentes contextos. Darse cuenta de que las manos de un sospechoso se tomaron de cierta manera al describir un incidente que luego resultó ser una mentira no es evidencia de que el comportamiento sea indicativo de mentir para otras personas en diferentes situaciones. La observación por sí sola no es suficiente para etiquetar un determinado comportamiento como un indicador validado porque no ha resistido el escrutinio de pruebas rigurosas en el laboratorio y en el campo. Dichas pruebas requerirían establecer las condiciones en las que el indicador puede ocurrir o no con varias personas. Si el comportamiento se produjo, eso sería evidencia para su validación, y si no, sería una verificación para su no validación.

Hay indicadores validados y no validados incrustados en el ejemplo al comienzo de este artículo. El destello de los ojos para que se vea el blanco sobre el iris es un indicador validado de miedo oculto, y los comentarios del sospechoso sobre el comportamiento que no ocurrió son indicativos de una posible mentira. Mirar hacia la izquierda y mover la ceja izquierda no son indicadores validados de mentira, aunque muchas personas creen que lo son.

Los programas que enseñan indicadores no validados producen resultados negativos en la capacidad de las personas para detectar mentiras a partir de verdades. 2 Por ejemplo, una creencia común es que la falta de contacto visual es un indicador de mentira; sin embargo, numerosos estudios lo han probado y la mayoría no lo respalda. Por tanto, esta creencia es más un mito que una realidad. 3 Un estudio reciente mostró que los mentirosos también saben esto y lo compensan mirando al entrevistador directamente a los ojos más que a los que dicen la verdad. 4

Hay dos categorías de indicadores de comportamiento validados que son relevantes para los interrogatorios. Uno se refiere a los marcadores lingüísticos que se utilizan en las palabras cuando los individuos hacen declaraciones o responden preguntas. Esta categoría es completamente verbal, basada en los principios de la memoria y el recuerdo humanos, y sugiere que las mentiras son diferentes de las verdades en sus exigencias sobre la memoria, lo que se refleja en cambios en la gramática y el lenguaje. Las investigaciones han indicado que las mentiras comprenden menos palabras y más omisiones de información son menos plausibles, estructuradas y lógicas, son más discrepantes y ambivalentes, contienen detalles repetidos, carecen de incrustaciones contextuales e incluyen más descripciones de lo que no ocurrió. 5 Estos hallazgos conducen a indicadores lingüísticos y gramaticales específicos de veracidad y mentira, como el uso de negación, información extraña y diferentes tipos de adverbios, que pueden identificarse en declaraciones y entrevistas.

La segunda categoría incluye comportamientos no verbales (NVB). Las investigaciones han demostrado que varias emociones y cogniciones se comunican a través de la expresión facial, el tono de voz, los gestos, el movimiento corporal y la postura. 6 En el contexto de la investigación, los indicadores de NVB ocurren porque los pensamientos y sentimientos conflictivos ocurren cuando las personas mienten y están bajo estrés, pero intentan ocultar sus sentimientos y expresiones. Estas anomalías a menudo se filtran de forma no verbal. La investigación ha establecido que los indicadores NVB de mentir incluyen cambios en el uso de ilustradores de habla y gestos simbólicos, manifestaciones sutiles y microfaciales de expresiones faciales, variaciones en el parpadeo, pausas y velocidades del habla e intentos externos de regular las emociones. 7

Es posible capacitar a las personas para que identifiquen indicadores verbales y no verbales de veracidad y mentira. Los indicadores verbales se reconocen a través del análisis de marcadores lingüísticos específicos y palabras utilizando el Análisis de declaraciones (SA) & # 8212, también conocido como Análisis de validez de declaraciones, Análisis de contenido basado en criterios, Monitoreo de la realidad y Análisis de contenido científico. 8 Los indicadores no verbales se identifican como expresiones sutiles o microfaciales de emoción, gestos, cambios vocales y lenguaje corporal. 9

Las declaraciones y el análisis no verbal no son nuevos para la aplicación de la ley, ya que las técnicas se han enseñado a los investigadores durante años. Sin embargo, en la vida real, los indicadores de veracidad y mentira ocurren simultáneamente, y el conocimiento de ambos aumenta la capacidad del investigador para identificar áreas de contenido significativo de una entrevista, detectar pistas sobre el engaño y proporcionar información adicional sobre los pensamientos, sentimientos, personalidad y motivación del entrevistado. Las personas a veces producen indicadores verbales sin indicadores NVB y NVB sin hablar. Los investigadores que prestan atención únicamente a uno u otro pueden perder información valiosa.

La importancia de considerar indicadores verbales y no verbales al mismo tiempo fue destacada en un estudio reciente & # 8212 publicado en el Boletín de aplicación de la ley del FBI& # 8212que examinó las contribuciones combinadas a la predicción del engaño o la veracidad. 10 El estudio mostró que los miembros de grupos motivados ideológicamente cometieron uno de dos tipos de mentiras. En uno, los participantes fueron colocados en una situación en la que podían cometer un delito & # 8212 robar $ 50 en efectivo de un maletín & # 8212 y luego fueron entrevistados sobre si llevaron a cabo el delito o no (el escenario del delito). En otro escenario, los individuos optaron por mentir o decir la verdad sobre sus creencias con respecto a su causa política (el escenario de opinión). Independientemente de las circunstancias, había algo en juego: si se los juzgaba mentirosos, perderían su cuota de participación y se enfrentarían a una hora de ruido blanco mientras estaban sentados en una fría silla de acero en una habitación pequeña y abarrotada.

Se analizaron videos de 20 individuos & # 821210 cada uno de los escenarios de crimen y opinión, mitad narradores de la verdad y mitad mentirosos & # 8212. Los análisis de sus palabras y NVB juntos llevaron a una tasa de precisión del 90 por ciento para clasificar a las personas como mentirosas o diciendo la verdad. En comparación con la tasa de precisión promedio del 53 por ciento & # 8212 no mejor que el azar & # 8212 por observadores en estudios anteriores, los hallazgos indicaron que las anomalías de comportamiento en declaraciones verbales y NVB colectivamente proporcionaron una mejor fuente para determinar la veracidad y el engaño que la observación básica. 11

Los investigadores obtuvieron información valiosa dentro de los 40 segundos de una entrevista con una sospechosa de 42 años que presuntamente agredió a un menor. Después de que los agentes mirandizaron y obtuvieron información de antecedentes del presunto perpetrador, se produjo la discusión y los comportamientos no verbales están en cursiva.

El investigador preguntó: & # 8220 María, ¿sabes la razón por la que & # 8217 estás aquí hoy? & # 8221

Mary respondió: & # 8220, no tengo ni idea. & # 8221 Ella sonrió, se inclinó hacia adelante y mostró preocupación en su rostro. Su voz sonaba vulnerable.

El investigador dijo: & # 8220 Está bien & # 8230, la razón por la que usted & # 8217 está aquí hoy es que se ha hecho una acusación contra usted & # 8230 & # 8221

María respondió, & # 8220 De acuerdo. & # 8221 Habló suavemente mientras asentía con la cabeza.

El investigador continuó, & # 8220 & # 8230, que agredió a Joe. & # 8221

Mary arqueó las cejas y abrió los ojos de par en par para poder ver el blanco sobre los ojos. Su mandíbula cayó y su boca se abrió.

El investigador preguntó: & # 8220 ¿Sabes quién es Joe? & # 8221

Mary respondió: & # 8220, no tengo ni idea. & # 8221 Sacudió la cabeza rápidamente y dio una breve expresión microfacial de disgusto.

El investigador dijo: & # 8220 Joe vive en la misma calle que usted. & # 8221

María (mostrando otra expresión microfacial de disgusto) preguntó, & # 8220 ¿Qué? & # 8221 Ella habló con incredulidad, se inclinó hacia adelante y sonrió.

El investigador preguntó, & # 8220 Se hizo una acusación de que usted lo agredió. Tiene 13 años. Yo & # 8217m solo voy a preguntarle a quemarropa, ¿tuviste algo que ver con eso? & # 8221

María (sonriente) respondió, & # 8220No. Definitivamente estaba coqueteando con & # 8230. Fue una noche cuando pasaron la noche (sonriente) y estaba actuando un poco extraño esa noche y no pasó nada. & # 8221

Al principio, cuando se le preguntó a Mary si sabía por qué estaba en la entrevista, Mary sonrió, se inclinó hacia adelante, pareció preocupada y dijo con voz vulnerable: & # 8220 No tengo idea & # 8221 Su comportamiento tímido y casi coqueto sugirió que esta puede ser una de las principales características de su personalidad. Mary dijo & # 8220Okay & # 8221 cuando el investigador declaró que se había hecho una acusación sobre ella. Esto implicaba que sabía de qué estaba hablando el investigador y podía hablar de su participación en el incidente. También podría haber indicado que Mary simplemente estaba rastreando la conversación reconociendo lo que se decía & # 8212conocido como comunicación de canal secundario. Conocer su línea de base ayudaría al investigador a hacer esta distinción.

Los ojos de Mary, que se abrieron por un instante, indicaron miedo, lo que sugiere que tenía miedo de algo pero que intentaba controlar su apariencia exterior, en oposición a alguien que era inocente pero que tenía miedo de que le creyeran mal, en cuyo caso el miedo no se mostraría como un microexpresión. Cuando Mary dijo que no tenía idea de quién era Joe, pero exhibió dos microexpresiones de disgusto, esto sugirió que sabía exactamente quién era Joe y que parte de su cerebro estaba procesando información que era incongruente con lo que estaba diciendo. Luego reveló que conocía a Joe, a pesar de haberlo negado, diciendo: & # 8220 Definitivamente estaba coqueteando & # 8230 & # 8221 antes de que ella se detuviera. Mary diciendo & # 8220Fue una noche & # 8230 & # 8221 indicó que se trataba de un incidente que ella conocía. Cuando Mary trató de detener la conversación diciendo que & # 8220no pasó nada & # 8221, esto significaba que algo realmente había pasado, pero estaba omitiendo los hechos.

Este ejemplo demuestra cómo los indicadores verbales y no verbales de veracidad y engaño ocurren simultáneamente durante la comunicación. Están entretejidos en la interacción en curso y transmiten una gran cantidad de información más allá del significado superficial de las palabras. Sería beneficioso para los oficiales identificar estos indicadores al realizar entrevistas. Su detección proporciona una valiosa ayuda para guiar al investigador a áreas de contenido significativo, ayudando a construir casos estratégica y tácticamente, desarrollando temas para su uso en interrogatorios y llegando a la verdad básica de forma rápida y precisa.

Las técnicas para el análisis de declaraciones y NVB generalmente se han enseñado por separado a los agentes del orden, lo que les proporciona una mayor habilidad en una técnica en particular, pero resulta en que pierdan gran parte de la información útil que imparten los entrevistados. Hace unos años, la Academia Nacional del FBI (NA) comenzó a ofrecer un curso sobre entrevistas de investigación que unía las técnicas de análisis de declaraciones y NVB. Fusionar estas técnicas en una sola aplicación era un riesgo, sin embargo, era posible que el entrenamiento en ambas produjera una sobrecarga de información tal que su aplicación práctica no hubiera tenido éxito. Los alumnos que aprenden ambas técnicas de forma independiente a menudo informaron que se sentían abrumados por la cantidad de detalles a los que tenían que prestar atención. Afortunadamente, la combinación de las técnicas produjo resultados positivos y el beneficio de más circunstancias de la vida real.

Agentes policiales de carrera de nivel medio a superior se inscribieron simultáneamente en dos cursos & # 8212 uno era un curso tradicional sobre análisis de declaraciones (los alumnos tenían que aprender los conceptos básicos de SA) y el otro era un curso combinado de análisis SA y NVB. Ambos cursos cubrieron indicadores validados de veracidad y mentira seleccionados de la investigación e incluyeron conferencias, discusiones, reseñas de videos, proyectos grupales y prácticas individuales. Después de aprender los principios básicos del análisis de declaraciones y NVB, los participantes practicaron con materiales de origen realistas, declaraciones y videos reales de sospechosos, testigos e informantes que decían verdades y mentiras, para perfeccionar sus habilidades. El curso combinado también requirió que los participantes aprendieran a reconocer las expresiones microfaciales de las emociones.

Al final de los cursos, los participantes habían mejorado su capacidad para reconocer indicadores verbales y no verbales de veracidad y engaño e incorporar esas habilidades en sus estrategias de entrevista. Los datos previos y posteriores a la prueba sobre su capacidad para detectar verdades a partir de un conjunto de videos estandarizados se obtuvieron en tres sesiones. Al comienzo de los cursos, los asistentes vieron un conjunto de 10 videos antes de cualquier capacitación en análisis de SA o NVB. Los participantes vieron un conjunto diferente de 10 videos al final de los cursos. Los videos se cambiaron en ambos cursos para que los hallazgos no fueran específicos de un conjunto. Resultó un aumento considerable en las tasas de precisión & # 8212 entre el 10 y el 25 por ciento & # 8212 en los aprendices & # 8217 la capacidad de detectar mentiras a partir de verdades (Figura 1). Estas tasas de mejora fueron notables ya que los videos de prueba duraron solo de 60 a 90 segundos. Si los aprendices hubieran podido interrogar a los entrevistados en persona, en una entrevista más larga, con otras fuentes de evidencia típicamente disponibles & # 8212 forenses, declaraciones de testigos y evidencia física & # 8212, el aumento podría haber dado lugar a diferencias sustanciales en la eficacia mediante la cual los investigadores obtienen tierra de verdad y casos cerrados.

Figura 1 - Tasas de precisión antes y después de la capacitación, por separado para todos los videos y solo para videos sobre delitos

Aunque los alumnos inicialmente informaron sentirse abrumados por los detalles, expresaron mayor comodidad con las técnicas al final de las sesiones. Muchos estudiantes informaron que después de aprender y aplicar tanto el análisis de declaraciones como el de la conducta no verbal, reconocieron tantos indicadores que se hicieron evidentes demasiadas pistas potenciales que brindan información sobre las mentes de los entrevistados. Tenían que priorizar y determinar sobre cuáles actuar, produciendo así el beneficio colateral de mejorar su pensamiento sobre las estrategias y tácticas de interrogatorio.

Las anomalías de comportamiento & # 8212los indicadores verbales y no verbales de veracidad y engaño & # 8212 ocurren simultáneamente en la vida real. El reconocimiento de estos indicadores ayuda a los investigadores a detectar mentiras y a conocer mejor la personalidad, la motivación y los conflictos internos de los entrevistados e identificar las áreas de contenido que requieren una mayor exploración y descubrimiento. Los agentes del orden deben incorporar estas técnicas dentro de su metodología de entrevistas estratégicas.

Las anomalías del comportamiento son signos que los investigadores pueden usar para determinar la verdad; sin embargo, no deben interpretarse estrictamente dado que la investigación no ha identificado ningún comportamiento o combinación de comportamientos que sean exclusivos de la mentira. 12 Dependen en gran medida de las habilidades del entrevistador y deben utilizarse estrictamente como un medio para lograr un fin.

El uso de anomalías de comportamiento en las entrevistas de investigación no resolverá todos los casos. Las entrevistas deben complementarse con declaraciones de testigos, análisis forenses y otras pruebas.Los investigadores deben preparar y planificar las entrevistas, desarrollar preguntas y orientar las discusiones a medida que reconocen los indicadores. Aquellos que tienen entrenamiento en detección de mentiras deben tener cuidado con los sesgos posteriores al entrenamiento. 13 Sin embargo, identificar indicadores válidos & # 8212tanto verbales como no verbales & # 8212 sigue siendo una herramienta útil para cualquier investigador policial.

Se puede obtener información adicional de los autores en [email protected], [email protected], o [email protected] 

1 & # 160 Hay diferentes tipos de indicadores no validados. Por ejemplo, los indicadores potenciales que nunca se han probado científicamente deben considerarse indicadores no validados. Los indicadores potenciales que han sido probados científicamente pero que no produjeron hallazgos confiables se considerarían indicadores invalidados. A los efectos de este artículo, ambos se denominan indicadores no validados.


Una explicación es que diferentes personas necesitan diferentes cantidades de ruido para una excitación óptima y un rendimiento óptimo.

La resonancia estocástica es un fenómeno natural, por el cual una cierta cantidad de ruido mejora la capacidad de detectar una señal. Al introducir ruido, las señales que están por debajo del umbral de percepción se potencian lo suficiente como para que puedan percibirse. Por ejemplo, agregar una cierta cantidad de ruido auditivo le permite escuchar sonidos que antes eran indetectables por sus oídos.

Sin embargo, si agrega demasiado ruido, disminuye la relación señal / ruido cuanto más fuerte es el ruido, más ahoga el sonido al final, se vuelve imperceptible en el ruido. Así es como funciona el enmascaramiento de sonido. ¡Entonces puede haber muy poco y demasiado ruido!

La resonancia estocástica se puede observar en muchos dominios diferentes. Esto también incluye los sistemas neuronales de nuestro cerebro:

Los investigadores de los estudios mencionados anteriormente sugieren que las personas desatentas pueden tener muy poco ruido en sus sistemas neuronales. Al agregar ruido blanco, su cerebro se impulsa hacia una excitación óptima y un mejor funcionamiento cognitivo. Al mismo tiempo, las personas que ya están óptimamente excitadas están siendo sobreestimuladas por el ruido blanco.

La cantidad de ruido necesaria para una excitación óptima varía de una persona a otra.

En un estudio muy reciente, expuestos a ruido blanco reproducido a través de auriculares a 80 dB (A), los niños que padecían TDAH mostraron una memoria de trabajo visual y una capacidad de recuerdo verbal mucho mejores en comparación con una condición de control silencioso. Su desempeño se acercó al de los niños con un desarrollo típico cuyo desempeño disminuyó levemente (pero no significativamente) bajo el ruido blanco. En ese experimento en particular, ¡el ruido blanco fue más efectivo que la medicación para el TDAH!

Yo diría que la cantidad de ruido necesaria para una excitación óptima varía incluso en una sola persona, por ejemplo, dependiendo de la hora del día, la nutrición y la cantidad de sueño que haya tenido.

Anoche, solo dormí 5 horas y hoy, ¡el ruido blanco me ayuda a mantenerme despierto!


Discusión

El trabajo anterior sobre los beneficios del ruido en el procesamiento neuronal y la cognición ha destacado diferentes mecanismos subyacentes, aunque no mutuamente excluyentes. Estrechamente relacionado con el concepto físico de resonancia estocástica (Gammaitoni et al., 1998), se ha establecido que un nivel óptimo de ruido agregado a una señal sensorial subumbral puede causar un cruce del umbral y así mejorar la sensibilidad para señales débiles (Douglass et al. , 1993 Collins et al., 1995 Wiesenfeld y Moss, 1995 Zeng et al., 2000 Moss et al., 2004). Además, el ruido se ha relacionado con la sincronización neuronal intra e interregional (Moss et al., 2004 Ward et al., 2010). Y finalmente, basándose en la investigación de la psicopatología (Sikstr & # x00F6m y S & # x00F6derlund, 2007), se ha sugerido un vínculo entre los beneficios del ruido y la neuromodulación dopaminérgica. Al alterar la proporción de actividad tónica y fásica en el mesencéfalo dopaminérgico (es decir, SN / VTA) y su conectividad con áreas corticales superiores (es decir, surco temporal superior) (Rausch et al., 2013), el ruido aplicado externamente podría actuar sobre la prominencia evaluación (Redgrave et al., 1999 Horvitz, 2000), asignación de recursos (Boehler et al., 2011 Krebs et al., 2011) y relación señal-ruido cortical (Mattay et al., 1996, 2003 Li et al. ., 2001 Mattay et al., 2002 Winterer y Weinberger, 2004 Kroener et al., 2009). Sin embargo, también podrían estar involucrados otros sistemas neuroquímicos como GABA o norepinefrina (Coull et al., 2004 Samoudi et al., 2012).

El estudio actual investigó los efectos del ruido blanco acústico en los procesos atencionales y mnemotécnicos que dependen en gran medida de la señalización dopaminérgica. Se comparó el rendimiento en una tarea de detección de cambios, una tarea de codificación de incentivos monetarios y la tarea Posner en busca de ruido blanco, un tono puro y silencio presentados simultáneamente. Se eligieron niveles de sonido de 70dB en base a estudios previos que mostraban una efectividad de niveles de ruido similares para mejorar las funciones mnemotécnicas (Usher y Feingold, 2000 Rausch et al., 2013), aunque debe tenerse en cuenta que algunos estudios utilizaron niveles de ruido ligeramente más altos en alrededor de 75 & # x201380 dB (por ejemplo, Carlson et al., 1997 S & # x00F6derlund et al., 2010). Dado que, en el estudio actual, el agrado del tono puro y el ruido blanco se calificaron como ligeramente aversivo en promedio (y fuertemente aversivo por algunos sujetos) ya en 70 dB, sin embargo, sugerimos tener cuidado al aplicar niveles de sonido más altos durante un tiempo prolongado. período sin ajuste individual. Planteamos la hipótesis de que el ruido blanco, pero no un tono puro, aumentaría el rendimiento y que los efectos beneficiosos se correlacionarían con las dimensiones de la personalidad que se sabe están asociadas con las diferencias interindividuales en los parámetros del sistema dopaminérgico. Estas predicciones no se pudieron confirmar por completo, dejando la influencia moduladora del ruido en las funciones cognitivas superiores como un tema para futuras investigaciones.

Experimentos 1 & # x20133

Contrariamente a nuestras expectativas, el rendimiento de la memoria de trabajo se vio afectado cuando se presentó ruido blanco en el período de demora de una tarea de coincidencia de demora con la muestra. Este efecto fue selectivo para el ruido blanco y no un efecto general de la estimulación auditiva, ya que el tono puro no afectó el rendimiento. Este hallazgo contrasta con los efectos beneficiosos previamente mostrados del ruido blanco sobre el rendimiento de la memoria de trabajo en los monos (Carlson et al., 1997), pero se asemeja a los efectos de deterioro del ruido blanco en la memoria de las oraciones verbales en controles sanos (S & # x00F6derlund et al. , 2007).

La variación sistemática de la presentación del sonido en los Experimentos 1 & # x20133 hace posible localizar un período de tiempo y la función cognitiva asociada sensible al ruido acústico. Los participantes debían codificar primero la matriz de estímulos, mantener una representación visuoespacial durante el retraso y luego hacer coincidir esta representación sostenida con la próxima sonda. Todos estos pasos, es decir, la codificación, el mantenimiento y la decodificación, se ven afectados por el ruido y los recursos cognitivos (Ma et al., 2014). En el estudio actual, solo se observó un efecto negativo del ruido acústico sobre la precisión cuando se presentó exclusivamente en el período de retardo. Por lo tanto, este efecto no puede ser causado por una influencia directa en la percepción o los procesos de emparejamiento durante la presentación del estímulo. En cambio, el ruido afecta directamente el código de población sostenido a través de interacciones de cortezas prefrontales y de asociación durante la fase de mantenimiento (Sreenivasan et al., 2014), o actúa indirectamente sobre los recursos asignados a este proceso. La ausencia de este efecto en los Experimentos 2 y 3 podría explicarse por un efecto beneficioso compensatorio sobre la codificación o por la necesidad de que el ruido blanco se active durante el mantenimiento para perjudicar el rendimiento.

Asumiendo un papel mediador de la dopamina, hay dos explicaciones probables para un deterioro en lugar de una facilitación causada por el ruido blanco. En primer lugar, se ha utilizado una relación en forma de U invertida para describir el comportamiento conductual en función de la dopamina (Vijayraghavan et al., 2007 Cools y D & # x2019Esposito, 2011) y los niveles de ruido (Usher y Feingold, 2000 Manjarrez et al., 2007). Sikstr & # x00F6m y S & # x00F6derlund, 2007 S & # x00F6derlund et al., 2007 Mendez-Balbuena et al., 2012 Trenado et al., 2014). Por lo tanto, la precisión reducida en la tarea de memoria de trabajo puede explicarse por niveles óptimos de referencia de dopamina o ruido interno (Aihara et al., 2008) que pueden haber sido reducidos por ruido blanco externo a lo largo del brazo descendente de la función en forma de U invertida que conduce a un rendimiento subóptimo.

En segundo lugar, el ruido acústico puede haber mejorado una faceta diferente de la memoria de trabajo, a la que se requiere específicamente aquí. Dependiendo del sitio de destino, la dopamina se ha implicado en diferentes procesos componentes del control cognitivo y la memoria de trabajo: mientras que se ha argumentado que la estabilidad y el mantenimiento de la información están mediados por los receptores de dopamina prefrontales, la flexibilidad y la actualización de las representaciones de la memoria de trabajo probablemente estén controladas por la dopamina estriatal. receptores (Cools et al., 2007 Cools y D & # x2019Esposito, 2011). El efecto preciso de la dopamina sobre los mecanismos de apertura en el cuerpo estriado, sin embargo, siguió siendo debatido: abrir (Braver y Cohen, 2000 Badre, 2012 D & # x2019Ardenne et al., 2012) así como bloquear (Gruber et al., 2006) la compuerta a la memoria de trabajo se ha sugerido como consecuencia de la liberación fásica de dopamina del SN / VTA. Los cambios en la actividad del mesencéfalo (Rausch et al., 2013) y la transmisión de dopamina supuestamente asociada causada por la administración de ruido blanco podrían modular las interacciones corticoestriatales de una manera que mejore la actualización a costa del mantenimiento activo de la información, poniendo al sistema en un estado de sensibilidad mejorada a la estimulación externa y estabilidad reducida de las representaciones que se mantienen actualmente en la memoria de trabajo. Esto también sería consistente con los hallazgos de una mayor conectividad entre las áreas cerebrales sensoriales y prefrontales durante la estimulación con ruido auditivo (Ward et al., 2010) y los beneficios del ruido en los umbrales de detección sensorial (Moss et al., 2004).

Lo que se opone a una relación entre la dopamina y los efectos perjudiciales del ruido blanco en nuestro paradigma de la memoria de trabajo es la ausencia de una correlación con la búsqueda de novedades, la excitabilidad exploratoria y la dependencia de la recompensa de los rasgos de personalidad mediados por la dopamina. Por lo tanto, estas cuentas siguen siendo especulativas y necesitan más apoyo empírico. Una visión alternativa es que nuestros resultados están impulsados ​​por cambios en los neurotransmisores distintos de la dopamina (por ejemplo, GABA o norepinefrina, ver más arriba) o diferencias no deseadas entre las condiciones de sonido. Específicamente, el ruido blanco tiene un inicio más abrupto que un tono puro con una forma de onda sinusoidal, lo que resulta en una calidad de sobresalto más alta (Combs y Polich, 2006). Esto, a su vez, podría conducir a una interrupción más fuerte de los procesos de codificación o mantenimiento en curso cuando el sonido se enciende y apaga dentro de una prueba (como fue el caso en los Experimentos 1 y 2) en comparación con una condición cuando se presenta continuamente (como fue el caso del Experimento 3).

Finalmente, la dificultad constante (es decir, la carga de la memoria de trabajo) junto con una medida de resultado dicotómica (correcto frente a incorrecto) puede resultar en efectos de techo para algunos sujetos con alta capacidad de memoria de trabajo. Los estudios futuros podrían eludir este problema para aumentar la sensibilidad mediante el uso de una tarea con una medida de resultado paramétrica o continua en lugar de binaria. Esto podría ser, por ejemplo, el número de elementos retenidos de un conjunto más grande de elementos o la precisión de las representaciones retenidas (por ejemplo, informe continuo de color o ubicación).

Experimento 4

La recompensa y el ruido blanco afectaron de manera diferente el desempeño en la tarea de codificación de incentivos monetarios: mientras que los incentivos monetarios de alto potencial mejoraron la memoria recolectada en la fase de reconocimiento, el ruido blanco aceleró la velocidad de los juicios perceptivos durante la codificación. Se observó un efecto de mejora de la memoria de reconocimiento por incentivos monetarios para el recuerdo, pero no para la familiaridad; sin embargo, la interacción del valor del incentivo y el proceso de la memoria no alcanzó significación. Esto está en línea con un estudio anterior que muestra ganancias impulsadas por recompensas en el rendimiento de la memoria para juicios de confianza alta pero no baja (Adcock et al., 2006). Dado que el recuerdo debe asociarse exclusivamente con una alta confianza, mientras que la familiaridad debe reflejar diversos grados de confianza (Yonelinas, 2002 Eichenbaum et al., 2007 Yonelinas y Parks, 2007), estos resultados apuntan en una dirección similar.

El ruido blanco aceleró los juicios interiores / exteriores durante la codificación en comparación con el silencio, pero no afectó la memoria de reconocimiento posterior. Este hallazgo concuerda con los efectos beneficiosos del ruido sobre la percepción visual (Simonotto et al., 1997 Aihara et al., 2008 Schwarzkopf et al., 2011) y la resonancia estocástica transmodal (Manjarrez et al., 2007 Lugo et al., 2008 Gleiss y Kayser, 2014). El estudio actual amplía estos hallazgos previos desde la detección de señales de bajo nivel hasta el procesamiento de categorías visuales de alto nivel, que depende de áreas visuales y de asociación de nivel más bajo y más alto a lo largo y en las proximidades de la corriente visual ventral (Walther et al., 2009). Como se ha argumentado para los umbrales de detección sensorial (Moss et al., 2004), el ruido blanco aplicado externamente podría aumentar la evidencia sensorial de las características visuales hacia un umbral para decisiones de categorías complejas. Sin embargo, tal proceso podría lograrse en cada etapa del procesamiento visual, ya que el procesamiento de categorías de nivel superior incorpora fuertemente la extracción de características visuales de bajo nivel (Renninger y Malik, 2004). Por lo tanto, no podemos resolver si una aceleración de los juicios interiores / exteriores por ruido blanco se debe a una modulación del procesamiento visual temprano exclusivamente o indica que el ruido blanco también actúa directamente sobre el procesamiento de categorías en áreas visuales superiores.

Una mejora del procesamiento sensorial (superior) por ruido blanco también es compatible con un papel mediador del sistema dopaminérgico. Por ejemplo, el ruido blanco podría afectar el reclutamiento y la asignación de recursos de atención dirigidos por el SN / VTA (Boehler et al., 2011 Krebs et al., 2011) o podría alterar la activación de los estímulos sensoriales controlados a través de interacciones corticoestriatales ( ver arriba y específicamente: Van Schouwenburg et al., 2010). Es importante destacar que no se ha observado una aceleración de los juicios interiores / exteriores en ausencia de recompensa (Rausch et al., 2013), que recluta el sistema mesolímbico (Adcock et al., 2006 Bunzeck et al., 2012). Aunque el valor del incentivo no interactuó con el beneficio del ruido aquí, el ruido blanco solo podría modular la velocidad de los juicios perceptivos en un contexto de alto estado motivacional.

Los efectos beneficiosos del ruido blanco sobre la formación de la memoria a largo plazo (Rausch et al., 2013) y la recuperación (Usher y Feingold, 2000) se han informado anteriormente para niveles de ruido similares. Sin embargo, en nuestro estudio actual, el aumento en la velocidad de procesamiento causado por el ruido blanco no se tradujo en una formación de memoria superior para las respectivas imágenes. Los efectos pueden ser, en general, pequeños y fácilmente interrumpidos por factores contextuales, como el estado motivacional y el entorno del escáner (Rausch et al., 2013).

Experimento 5

El rendimiento en la tarea de Posner dependía en gran medida de la validez de la señal. Como se esperaba, los participantes respondieron más rápido y con mayor precisión en los ensayos válidos en comparación con los no válidos. Esto sugiere una orientación exitosa hacia la ubicación indicada que resulta en una ventaja de procesamiento en esa ubicación (Posner, 1980 Posner et al., 1980 Doricchi et al., 2010 Petersen y Posner, 2012). Una modulación de este efecto por la probabilidad de la señal fue como mucho sutil. Aunque tal interacción estaría en línea con los supuestos sobre la integración bayesiana en la detección de estímulos (Knill y Pouget, 2004) y un modelo concreto de incertidumbre en una variante de la tarea de Posner (Yu y Dayan, 2005), rara vez se ha investigado empíricamente y condujo a resultados inconsistentes (Jonides, 1980 Gottlob et al., 1999).

Los participantes respondieron ligeramente más rápido durante la estimulación auditiva (tanto para el ruido blanco como para el tono puro) en comparación con el silencio en ensayos válidos pero no inválidos, lo que resultó en un efecto de validez más fuerte. Esto indica un procesamiento mejorado en la ubicación con señal sin costos en la ubicación sin señal. Este patrón es inconsistente con un procesamiento sensoriomotor básico más rápido (que debería acelerar la detección de objetivos válidos e inválidos) y un efecto selectivo en la orientación de la atención (que debería producir costos en la ubicación no indicada). En cambio, podría surgir si el sonido mejora dos procesos independientes: uno responsable de orientar hacia la ubicación indicada y el otro responsable de la reorientación en los ensayos donde no apareció ningún objetivo en esa ubicación, contrarrestando así los costos en la ubicación no indicada. Esto sería consistente con las suposiciones sobre dos sistemas de atención independientes guiados por la corteza parietal dorsal y ventral responsables de orientar y reorientar, respectivamente (Fox et al., 2006 Corbetta et al., 2008 Vossel et al., 2012). Sin embargo, dada la diferencia necesaria en el número de ensayos en la condición válida e inválida, también es posible que los efectos en los ensayos inválidos simplemente permanezcan sin descubrir debido a una mayor variación del error en la evaluación de la media de RT dentro del sujeto.

Una correlación significativa de la dependencia de la recompensa del rasgo de personalidad con el beneficio del ruido blanco para la precisión no sobrevivió a la corrección para comparaciones múltiples. Dado que la dependencia de la recompensa se ha relacionado con el sistema dopaminérgico (Gerra et al., 2000 Krebs et al., 2009), esto apoya tentativamente la afirmación de diferencias interindividuales en los niveles basales de dopamina para determinar los efectos del ruido blanco acústico en el objetivo visual. detección, pero requiere que la replicación sea razonablemente interpretable. Además, la dependencia de la recompensa no solo se ha relacionado con la dopamina, sino también (e inicialmente) con la norepinefrina (Cloninger, 1985 Gerra et al., 2000 Ham et al., 2005), lo que la convierte en un marcador bastante inespecífico de las diferencias basales interindividuales en la dopamina. niveles.


El ruido de bajo nivel en el aula distrae, dicen los expertos

Por Sarah D. Sparks - 6 de enero de 2015 6 minutos de lectura

Es fácil entender por qué el aprendizaje puede sufrir cuando la voz del maestro tiene que competir con un 747 que pasa, pero la investigación emergente sugiere que los ruidos más bajos pueden tener efectos variados en el aprendizaje y la memoria de los estudiantes.

"No se necesita mucho sonido para ser realmente perjudicial para los oyentes", dijo Gail M. Whitelaw, directora de la Clínica del Habla, Lenguaje y Audición de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus. "Gran parte de la escuela es de aprendizaje oral y auditivo, y una de las cosas que sabemos que el sonido puede crear más problemas con los niños con ansiedad y atención".

Un sonido bajo o apenas perceptible, ya sea de una conferencia en el aula de al lado, un sistema de calefacción que se enciende y apaga continuamente, o incluso un filtro de acuario en el aula, puede aumentar el estrés e interferir con la memoria y el aprendizaje. Sin embargo, es mucho menos probable que llamen la atención de los profesores o de los propios estudiantes que los ruidos de aviones o construcciones.

"No se puede depender de que los niños se quejen", dijo Ruth M.Morgan, patóloga del habla en la Escuela Primaria Ephesus en Chapel Hill, Carolina del Norte. "Los niños generalmente van con la corriente y no te dejan saber que hay demasiado ruido de fondo".

¿Qué tan alto es demasiado alto?

El ruido se mide en decibelios en una escala logarítmica cada 10 decibeles marca un aumento en el sonido que es dos veces más fuerte. La conversación normal suele estar en el rango de 60 a 65 decibeles, y los niños suelen hablar más suavemente que los adultos, tan bajo como 35 decibeles.

Las pautas federales y estatales generalmente recomiendan que las escuelas amortigüen los sonidos sostenidos de aproximadamente 90 decibeles o más (el nivel de tráfico pesado de la autopista, por ejemplo) que puede causar pérdida de audición si los estudiantes están expuestos a él durante períodos prolongados. Y las agencias de transporte federales y estatales a menudo otorgan subvenciones para ayudar a las escuelas a proteger sus edificios de sonidos regulares y peligrosamente altos, como el despegue de un jet de 135 decibelios.

Cerca del aeropuerto O'Hare de Chicago, por ejemplo, las agencias de transporte federales y locales han gastado 350 millones de dólares para amortiguar el sonido en 124 escuelas, según la Comisión de Compatibilidad del Ruido O'Hare, una agencia intergubernamental en Chicago.

Pero el ruido de fondo no tiene que ser tan fuerte para distraer a los estudiantes. En un estudio de 2013 en el Revista de salud urbana, una publicación de la Academia de Medicina de Nueva York, los estudiantes de 8 y 9 años que tenían niveles más altos de ruido "ambiental" en la escuela obtuvieron resultados significativamente peores en las pruebas estandarizadas de matemáticas y lengua francesa, después de controlar sus antecedentes socioeconómicos. Una diferencia de 10 decibeles de ruido de fondo regular se asoció con puntajes de 5.5 puntos más bajos en promedio en ambos sujetos.

De manera similar, un estudio anterior encontró que los estudiantes estaban muy distraídos por la televisión que se reproducía en una habitación contigua, incluso cuando apenas era audible, pero no podían identificar por qué tenían problemas para concentrarse.

Los resultados no sorprenden a la Sra. Morgan en Chapel Hill. Se dio cuenta de que, si bien el aula no parecía particularmente ruidoso, tanto ella como sus alumnos parecían tener problemas para seguir las conversaciones durante las sesiones en las que los alumnos trabajaban en grupos.

“Gran parte de la clase ahora son los niños hablando entre ellos, leyendo con sus compañeros”, dijo. "Y las voces de los niños son más suaves. Tenía dificultades para escucharlos".

Algunos sonidos también son más vulnerables a la distorsión: los sonidos s-, sh- y ch- en el habla son particularmente fáciles de confundir cuando compiten con sonidos mecánicos de baja frecuencia, como el zumbido de un ventilador de computadora o un sistema de calefacción.

La Sra. Morgan dijo que cree que los problemas de ruido de su escuela pueden ser comunes en las escuelas más antiguas, donde las antiguas aulas de "concepto abierto" se cerraron más tarde con paredes que generalmente tienen menos aislamiento acústico que las nuevas construcciones, lo que permite a los estudiantes escuchar más conferencias y sonidos mecánicos en otras habitaciones.

La Sra. Morgan descargó una aplicación de medición para su iPad y revisó su habitación y otras siete en todo el edificio, encontrando niveles de ruido de fondo de alrededor de 60 decibeles, lo suficientemente alto como para competir con la conversación. El distrito finalmente pagó $ 1,000 por aula en la escuela para instalar sistemas de sonido y equipar a los maestros con micrófonos.

"En suma, es un poco caro, pero al final vale la pena en términos de aprendizaje de los estudiantes", dijo.

La Sra. Whitelaw dijo que muchas escuelas adoptan "soluciones" que en realidad empeoran las distracciones por ruido, como agregar pelotas de tenis a las patas de los escritorios para cambiar un chirrido en un sonido de raspado cuando los estudiantes se mueven. El segundo sonido puede ser más silencioso pero más molesto.

"Sabemos que el ruido realmente distrae la atención de los niños y afecta los niveles de estrés de los niños", dijo Whitelaw.

Estudios repetidos han encontrado que el ruido ambiental crónico pero de bajo volumen aumenta el cortisol, un marcador químico del estrés, tanto en niños como en adultos, pero los niños más pequeños son especialmente sensibles a él. Además, los sonidos intermitentes, como una máquina que se enciende y apaga durante el día, pueden tener un efecto más fuerte.

“Cuando los niños tienen mucha ansiedad y estamos agregando ruido en el aula, están luchando por seguir al maestro y se están agotando al final del día”, dijo la Sra. Whitelaw. "Sabemos que es un factor importante en el desempeño de los estudiantes".

Ruido y atencion

Sin embargo, algunos estudios están empezando a moderar la idea de que la distracción por ruido siempre es mala.

En un estudio de la primavera de 2014 Revista de investigación aplicada en memoria y cognición , que se debatió en la conferencia anual de la Sociedad de Neurociencias en Washington en noviembre, se pidió a los estudiantes suecos que aprendieran los textos en una fuente fácil o difícil, y en un aula silenciosa o con un habla de fondo bajo, considerada una de las que más distraen tipos de sonido. Los estudiantes que tenían texto fácil de leer tenían más dificultades para recordarlo cuando habían aprendido en un aula con habla de fondo, pero los estudiantes recordaban más del texto difícil de leer cuando también estaban lidiando con más ruido ambiental.

"Mucho es el contenido del ruido" en comparación con lo que está haciendo el estudiante, dijo la Sra. Whitelaw. "Si alguien tiene una conversación detrás de ti, distrae más si el profesor está dando una conferencia y te resulta aburrido".

Los investigadores sugirieron que los estudiantes eran más conscientes de la necesidad de concentrarse porque el texto parecía más difícil y, por lo tanto, eran más capaces de "bloquear" las distracciones.

No todas las clases pueden equiparse con micrófonos o amortiguarse con mosaicos de audio, pero Gary William Evans, profesor de ecología humana en la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York, sugirió en el Revisión anual de psicología que es importante que los educadores y los estudiantes sean conscientes de cómo los diferentes ruidos afectarán a los diferentes tipos de estudiantes.

Por ejemplo, en un estudio de la edición de noviembre de Más uno, investigadores de la Universidad de Southampton en Inglaterra asignaron cinco pruebas diferentes de memoria de trabajo, incluidas tareas de recuerdo y reconocimiento de palabras, y un juego en el que los estudiantes tenían que presionar un botón o contenerse en respuesta a una señal (de 8 a 10) estudiantes de un año de edad que habían sido calificados por los maestros con niveles de atención bajos, normales o altos. Los estudiantes realizaron las tareas en una habitación con un fondo silencioso o en una con ruido blanco de diferentes volúmenes, de 65 a 85 decibeles.

Cuanto mejor prestaban atención los estudiantes inicialmente, peor se veían afectados por el ruido blanco en cualquier nivel. Por el contrario, los investigadores encontraron que los estudiantes con habilidades de atención deficientes se beneficiaron del ruido adicional, quizás por la misma razón por la que los sonidos ayudaron a los estudiantes de la otra encuesta a recordar el texto en una fuente difícil: el desafío puede haber agudizado su enfoque.

“Incluso si tenemos que decir que ciertos niños tienen que estar en ciertos entornos. lo importante es saber qué es el medio ambiente: realice una medición, solo para saber con qué está comenzando ”, dijo la Sra. Whitelaw.

“Muchas cosas que los maestros piensan que son buenas pueden ser problemas”, dijo la Sra. Whitelaw. “Tenemos maestros que dicen: 'Pongo música para calmar a los niños', pero he estado en las aulas donde tienen música durante casi todo el día, incluso cuando hay conferencias, y realmente contribuye al ruido ambiental. Hemos escuchado que la música es buena, bueno, pero veamos los sonidos en general ".


Cinco formas en que el color puede afectar a los niños en un entorno de aprendizaje

Con la temporada de verano acercándose y trayendo consigo cielos azules y una gran variedad de flores de colores, probablemente haya sentido el efecto de los colores brillantes en su estado de ánimo. Es posible que se sienta más feliz y, en general, más positivo. Pero, ¿qué efectos podría tener el color en un aula o en un entorno de aprendizaje?

A una edad temprana comenzamos a asociar colores desarrollando la memoria, por ejemplo, aprendiendo que un plátano verde aún no está maduro, el plátano amarillo es el más maduro y un plátano marrón está al final del espectro de madurez. Al comprender el espectro de colores, podemos reconocer su significado y efectos, convirtiéndonos en una parte vital de nuestro aprendizaje como jóvenes.

Los niños pasan la mayor parte del día en el aula, donde el color se puede utilizar para mejorar e influir en su aprendizaje. Los educadores y los maestros suplentes que sienten pasión por inspirar a los niños pueden ayudar a aumentar la participación en el aula mediante el uso del color de cinco maneras fáciles y efectivas. Lea a continuación.

¿Qué efecto tiene el color?

El color afecta su aprendizaje por la forma en que funciona su cerebro y utiliza el color para desarrollar el reconocimiento de patrones, la memoria y la absorción de nueva información. También puede guiarlo visualmente para ubicar, comparar, comprender y recuperar información más rápidamente. En particular, el color afecta el estado de ánimo de los niños, su comportamiento y su rendimiento educativo. Aquí hay algunos colores y cómo pueden influir en el aprendizaje:

ROJO - Potente y llamativo, el color rojo crea alerta y emoción. Fomenta la creatividad y también puede aumentar el apetito.

AZUL - Sugiere tranquilidad, lealtad, paz, serenidad y seguridad, por lo tanto crea una sensación de comodidad.

AMARILLO - Fomenta la creatividad, la claridad y el optimismo, genera sentimientos positivos y mejora la atención.

VERDE - El color verde simboliza la naturaleza y el mundo natural. Representa equilibrio, crecimiento, tranquilidad, limpieza y serenidad. También puede aliviar el estrés y proporcionar una sensación de curación.

NARANJA & # 8211 Considerado un color enérgico y similar al rojo, puede aumentar el estado de alerta. El naranja crea pasión, calidez, entusiasmo y fomenta la comunicación.

ROSADO & # 8211 Asociado con amor, romance, crianza, calidez, tranquilidad. e imaginación.

Usar el color para llamar la atención

El color tiene gran importancia para mejorar el rendimiento de la memoria y el sentido visual para lograr una respuesta positiva hacia el aprendizaje. Por lo tanto, el uso de colores para enfatizar una característica o un trabajo en particular puede aumentar el nivel de atención de los alumnos: también puede ayudar a reducir el aburrimiento y aumentar la capacidad de atención.

Sin embargo, el uso excesivo del color puede sobreestimular en lugar de inspirar, por lo que deberá garantizar un buen equilibrio entre los colores llamativos y neutros. Los colores que más llaman la atención son los cálidos como el rojo, el naranja y el amarillo. Los educadores deben utilizar colores más llamativos para fomentar el aprendizaje, la concentración, el estado de alerta y la conciencia. Los colores más fríos, como los tonos azul y verde, pueden evocar calma que estimulará la concentración, el pensamiento más amplio y la conversación.

Implementar el color estratégicamente

El color puede mejorar la claridad del texto hasta en un 40%, por lo que es importante que el resultado del aprendizaje se logre utilizando el color de manera eficaz. Los colores fuertes, brillantes y atrevidos deben usarse con moderación o con un fondo neutro para evitar atraer la atención en muchas direcciones, con el riesgo de que el mensaje se pierda en el texto. El color puede informar y, al mejorar la legibilidad, puede ayudar a los niños a comprender mejor el concepto del texto que están leyendo. Utilice fondos más claros que contribuyan a un mayor nivel de legibilidad.

Debe considerar cómo puede utilizar e implementar el color en el aula. Por ejemplo, proporcionar un lugar tranquilo para los niños en una sala de juegos concurrida: utilizando tonos de azules suaves, cielo estrellado y una puerta a la que solo pueden acceder personas pequeñas. Los tonos azules pueden fomentar la calma, la seguridad, la comodidad y la paz. Esto, en efecto, puede disminuir la conducta inapropiada, ya que los niños pueden aprender a difundir y lidiar con sus sentimientos mientras se salen de situaciones y se relajan en el espacio tranquilo que se les proporciona.

Color y necesidades educativas especiales

El color puede afectar a todos los niños de manera diferente con respecto a su estado de ánimo y comportamiento, en particular. aquellos que son sensibles al color o luchan con su visión. Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) pueden estresarse por el color y los patrones. La elección del color que los rodea puede afectar su comportamiento, por lo que es fundamental crear un ambiente cálido, pero no demasiado estimulante. El nivel de estimulación debe controlarse, ya que el autismo generalmente puede verse afectado por una sensibilidad extrema a la estimulación sensorial del sonido, la luz y el color: es importante crear un ambiente apropiadamente colorido para los niños con TEA.

El color se puede utilizar para ayudar a los niños con deficiencia visual. Los colores que contrastan y proporcionan diferenciación entre superficies pueden ayudar con la percepción del tamaño o juzgar la distancia entre los objetos o el espacio. Es importante comprender el nivel de intensidad del uso de un color, especialmente para identificar fácilmente las diferentes aulas.

Muebles de colores en el aula

Las investigaciones han revelado que un aula bien diseñada puede impulsar el progreso del aprendizaje en un 16% en lectura, escritura y matemáticas. Las escuelas o los centros educativos no suelen utilizar muebles de colores claros porque hacen que la suciedad sea fácil de detectar. Sin embargo, tanto a través de la investigación como de la aplicación práctica, ha quedado claro que el color puede tener un efecto en el estado de ánimo y las emociones de los niños en un entorno de aprendizaje. Es esencial dejar que el propósito de la sala guíe la selección de la combinación de colores, ya sea ciencia, inglés, matemáticas o incluso la creación de espacios ELearning para fomentar el aprendizaje. Sea creativo con las sillas, mesas, librerías, pizarrones, bandejas, incluso la alfombra y las paredes para diferenciar la importancia de cada aula.


Ritmos binaurales y memoria: ¿Puede esta loca música hacerte más inteligente?

Es una percepción popular entre muchas personas que escuchar latidos binaurales tiene un efecto especial en el cerebro.

Piensan que los latidos binaurales pueden ayudarlo a seguir una dieta o dejar de fumar.

O piensan que estos sonidos pueden animarlo a competir o calmarlo, o incluso mejorar la memoria, el enfoque y la concentración.

No escucha alguna tipo de música relajante tiene un efecto similar?

En esta publicación, descubriremos si escuchar frecuencias específicas puede tener un mejor impacto en su destreza mental que escuchar a Mozart para Pink Floyd.

Tuyo gratis: un curso privado con hojas de trucos para convertirte en un maestro de la memoria, comenzando desde cero.

>>> Haga clic aquí para obtener esta oferta especial gratuita.


2 respuestas 2

Tenga en cuenta que la forma en que definen el "ruido blanco" en el artículo de Scientific American que proporcionó es diferente de lo que establece el vínculo en wikipedia. La definición de SA es más en términos de ruido ambiental (por ejemplo, tráfico, conversación de bajo nivel, aire acondicionado en funcionamiento, etc.) mientras que el ruido blanco propiamente dicho es una señal con un patrón acústico MUY específico. Parece que el artículo de SA se refiere al deterioro del rendimiento debido al estrés causado por el aumento de los recursos de atención necesarios para "desconectarse" del ruido ambiental. Si el ruido blanco propiamente dicho elimina completamente todos los demás ruidos ambientales (sin ser demasiado alto, por supuesto), esto elimina la asignación de estos recursos adicionales. Debido a que el ruido blanco propiamente dicho es esencialmente sin rasgos distintivos, uno se habituará a él a diferencia del ruido ambiental común.

Carlson, Rama, Artchakov y Linnankoski (1997) encontraron una disminución significativa en la memoria cuando se exponen a la música durante una tarea de memoria y un aumento significativo en el rendimiento cuando se exponen a ruido blanco en comparación con un control que solo tenía ruido ambiental de bajo nivel. Aunque no era el objetivo principal del estudio, los autores concluyen que la música desvió la atención y, por lo tanto, interfirió, mientras que el ruido blanco probablemente ahogó el ruido ambiental sin llamar la atención y, por lo tanto, mejoró el rendimiento. Tenga en cuenta que la muestra de este estudio fue sobre monos, pero se espera que los procesos sean generalizables a los humanos.

Daee & amp Wilding (1977) encontraron que la probabilidad de olvidar durante una tarea de recuerdo libre está relacionada con el nivel de ruido al que uno está expuesto durante el ensayo, de modo que el recuerdo es mejor en un ambiente silencioso y se degrada a 75 y 85 dB. Aunque este estudio no se centró directamente en la concentración, se puede ver que estos resultados tienen implicaciones aplicables con respecto a los recursos de atención.

En esta misma línea, Salame & amp Baddeley (1987) encontraron diferencias significativas en el recuerdo entre el habla desatendida versus el ruido blanco, de tal manera que el habla desatendida interfiere con el rendimiento mientras que no se encontraron diferencias estadísticas en la condición de ruido blanco (en comparación con un control silencioso). Los autores concluyen "que el ruido no interfiere con la memoria a corto plazo, pero que el habla desatendida afecta el rendimiento".

Los estudios que cito anteriormente están relacionados con tareas de recuerdo de la memoria que, aunque implican procesos similares a la concentración a largo plazo, no son perfectamente comparables. Sin embargo, existe una literatura bastante completa que muestra los efectos de la exposición al ruido que tienen efectos negativos en tareas a largo plazo como el aprendizaje (por ejemplo, Hygge, 1993, Lercher, Evans y Meis, 2003). Además, Mathews & amp Canon, 1975 afirman que "los datos [sugieren] que la excitación conduce a un estado de atención restringida o utilización de señales en el que la atención se concentra en las características sobresalientes del entorno a expensas de sus otros aspectos", lo que no obstaculiza la atención a "Eventos centrales o destacados". Esta idea está relacionada con la teoría de que el ruido facilita el funcionamiento a través de la estimulación del procesamiento, de modo que una mayor excitación produce un mejor rendimiento hasta que se produce una sobreexcitación que luego reduce el rendimiento (Hockey, 1983 de Staal, 2004). Stall (2004) también discute la posibilidad de que los ruidos continuos versus los intermitentes tengan un impacto diferencial, de modo que los continuos pueden ser beneficiosos mientras que los intermitentes son perjudiciales, aunque no existe un acuerdo actual en la literatura (véanse las páginas 88-91).

Por tanto, la literatura parece apoyar lo siguiente:

El ruido blanco mejorará el rendimiento en la medida en que enmascare los ruidos que pueden causar una excitación excesiva o que la atención se desvíe de la tarea sin causar una excitación excesiva en sí. En términos prácticos, si se encuentra en un entorno tranquilo, es poco probable que el ruido blanco tenga un efecto positivo en su concentración. Si se encuentra en un entorno algo ruidoso, es probable que el ruido blanco tenga un efecto positivo. Sin embargo, en un entorno muy ruidoso, es probable que tenga un efecto negativo o nulo.


Efectos de diferentes ondas sonoras

Los diferentes niveles de ondas sonoras pueden causar diferentes efectos en el cerebro y, por lo tanto, en el enfoque general de un individuo.

La forma en que funciona el cerebro es mediante los miles de millones de neuronas que se comunican entre sí a través de ondas electrónicas dentro de él. A medida que las neuronas se activan, pueden verse afectadas por el entorno externo que las rodea.

Por ejemplo, si tiene música mientras hace ejercicio, su cuerpo y su mente serán propensos a ejercitarse más.

Según el Dr. Jeffery Thompson, las ondas sonoras pueden afectar las ondas cerebrales, ya sea de forma positiva o negativa. Además, los 4 tipos de ondas cerebrales, Alfa, Beta, Delta y Theta, son propensos a sincronizarse con la música o los sonidos que te rodean.

El cerebro humano tiene una tendencia a cambiar sus ondas EEG dominantes hacia cualquier sonido externo a su alrededor. Esto puede ser positivo y relajante para algunos, pero estresante para otros.

Efectos hipnóticos de ciertas ondas sonoras

El audio sensorial puede inducir hipnosis en determinadas situaciones. Esto se conoce como latido binaural y es una ilusión auditiva.

Se puede lograr cuando se colocan en cada oído dos ondas sinusoidales diferentes con frecuencias inferiores a 1500 Hz y menos de 40 Hz entre las dos.

Por ejemplo, si su oído derecho está escuchando a 1400Hz y su oído izquierdo está escuchando a 1370Hz, puede lograr este efecto porque su cerebro captará automáticamente un tercer tono & # 8211 el latido binaural.

Cuando el cerebro escucha un latido binaural, puede hacer que una persona se sienta hipnotizada por el sonido.

En comparación, los cerebros de EEG que escuchan latidos binaurales y los que experimentan meditación tienen casi exactamente las mismas lecturas en las tablas de EEG.

Ruido blanco para maximizar el enfoque

El ruido blanco puede proporcionar un ruido de fondo calmante y relajante, que puede maximizar su enfoque general. Hay diferentes niveles de ruido "blanco" que pueden incluir ruido rosa, ruido blanco y ruido marrón, solo por nombrar algunos.

Cuando esté interesado en mejorar su capacidad de concentración, estos diferentes tipos de ruido blanco pueden proporcionar el estímulo que su cerebro necesita para concentrarse, al ofrecer la cantidad justa de sonido sin la distracción de letras o ritmos musicales intensos.

El tipo correcto de ruido blanco puede ayudar a relajar el cerebro y, al mismo tiempo, permitirle concentrarse en la tarea que tiene por delante.

Si disfrutar del ruido de fondo y desea aumentar su concentración, pruebe los diferentes grados de ruido blanco para encontrar el que funcione mejor para usted y su cerebro.

Los sonidos y el enfoque se correlacionan directamente con su productividad. Encontrar el equilibrio adecuado entre silencio, ruido blanco o música estimulante puede ser crucial para su enfoque y, por lo tanto, su productividad.

Todos y cada uno de nosotros tenemos un cerebro conectado de manera diferente y el sonido nos afectará de manera diferente, por lo que depende de usted encontrar lo que funcione mejor para su enfoque: silencio, ruido blanco o sus canciones favoritas.

¿Estás luchando por encontrar el enfoque? ¿Has probado el ruido blanco recientemente? ¡Háganos saber acerca de su experiencia!

Sobre el Autor

Este artículo está escrito por Sarah, la editora de Headphone Selection, que le ayuda a elegir los mejores auriculares. Ama toda la tecnología de sonido y cree firmemente en el poder de la música positiva.

¿En busca de algo?
Oye, soy Lidiya

Gracias por pasar. Yo & # 8217m Lidiya, bloguera, creadora de cursos y fundadora de Let & # 8217s Reach Success.

Ayudo a las mujeres de alta vibración a crear un negocio abundante y basado en valores para que puedan vivir una vida sin miedo y proporcionar un valor épico.


Leer personas: anomalías conductuales y entrevistas de investigación

Mientras entrevista a un sospechoso de un crimen, un oficial de policía le pregunta qué sucedió. Por un instante, los ojos del entrevistado se agrandan de modo que el blanco sobre el iris es visible. La historia del sospechoso comienza con detalles sobre los recuerdos de antes del incidente, incluidas las cosas que hizo y no hizo el presunto delincuente. El presunto criminal describe el evento mientras se retuerce las manos y mira hacia otro lado, hacia arriba y hacia la izquierda, sin hacer contacto visual directo. El discurso del entrevistado se vuelve más lento y las referencias a otras personas cambian con el uso de pronombres. El sospechoso, cuya ceja izquierda está temblando, no habla sobre el incidente en sí y termina la historia con & # 8220 y eso es todo & # 8221 & # 160.

La descripción anterior hace que gran parte de la historia de este individuo sea sospechosa desde el punto de vista de la evaluación de la credibilidad. Sin embargo, al realizar entrevistas, los investigadores deben hacerse algunas preguntas importantes basadas en su observación de anomalías de comportamiento. & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160

  • ¿Qué señales contribuyen a la determinación y por qué?
  • ¿Qué comportamientos son signos significativos y cuáles no?
  • ¿Qué acciones son verdaderas señales de algo importante y cuáles son solo ruido?
  • ¿Qué señales proporcionan pautas para seguir investigando e interrogando?
  • ¿Qué conocimientos se pueden obtener de los indicadores observados y por qué?

Muchos profesionales de las fuerzas del orden comprenden y aprecian la importancia de las anomalías de comportamiento. Estos signos verbales y no verbales de cogniciones y emociones proporcionan pistas adicionales de lo que un individuo está pensando y sintiendo más allá del contenido de las palabras que se pronuncian. En el contexto de las entrevistas de investigación, estas anomalías de comportamiento se denominan indicadores.

Estas anomalías proporcionan pistas importantes y una valiosa información sobre la personalidad, la motivación y la intención de los sospechosos. Pueden ser signos de intención hostil, comportamiento sospechoso, veracidad o mentira, o temas y preocupaciones que son importantes para el entrevistado. Estos conocimientos cruciales brindan a los investigadores una información superior que puede guiarlos a lo largo del proceso y ayudarlos a completar las entrevistas. Por lo general, las personas no saben que están revelando estos indicadores.

El Dr. Matsumoto es profesor de psicología en la Universidad Estatal de San Francisco y director de una firma privada de consultoría y capacitación en California. & # 160

La Sra. Skinner es una agente especial supervisora ​​del FBI retirada y ex instructora en la Academia del FBI en Quantico, Virginia.

El Dr. Hwang es científico investigador y vicepresidente de una firma privada de consultoría y capacitación en California.

Al leer a las personas, una distinción importante que deben hacer los entrevistadores es la diferencia entre indicadores validados y no validados. Aquellos que están validados tienen evidencia científica y de campo que documenta la asociación entre el comportamiento y cogniciones o emociones específicas. Estas anomalías se prueban en laboratorio bajo estrictas condiciones científicas y son examinadas en el campo por los profesionales. Los indicadores no validados carecen de tales datos, ya sea en evidencia científica, operaciones de campo o ambos. 1

La validación proporciona evidencia de precisión y coherencia entre varias personas en diferentes contextos. Darse cuenta de que las manos de un sospechoso se tomaron de cierta manera al describir un incidente que luego resultó ser una mentira no es evidencia de que el comportamiento sea indicativo de mentir para otras personas en diferentes situaciones. La observación por sí sola no es suficiente para etiquetar un determinado comportamiento como un indicador validado porque no ha resistido el escrutinio de pruebas rigurosas en el laboratorio y en el campo. Dichas pruebas requerirían establecer las condiciones en las que el indicador puede ocurrir o no con varias personas. Si el comportamiento se produjo, eso sería evidencia para su validación, y si no, sería una verificación para su no validación.

Hay indicadores validados y no validados incrustados en el ejemplo al comienzo de este artículo. El destello de los ojos para que se vea el blanco sobre el iris es un indicador validado de miedo oculto, y los comentarios del sospechoso sobre el comportamiento que no ocurrió son indicativos de una posible mentira. Mirar hacia la izquierda y mover la ceja izquierda no son indicadores validados de mentira, aunque muchas personas creen que lo son.

Los programas que enseñan indicadores no validados producen resultados negativos en la capacidad de las personas para detectar mentiras a partir de verdades. 2 Por ejemplo, una creencia común es que la falta de contacto visual es un indicador de mentira; sin embargo, numerosos estudios lo han probado y la mayoría no lo respalda. Por tanto, esta creencia es más un mito que una realidad. 3 Un estudio reciente mostró que los mentirosos también saben esto y lo compensan mirando al entrevistador directamente a los ojos más que a los que dicen la verdad. 4

Hay dos categorías de indicadores de comportamiento validados que son relevantes para los interrogatorios. Uno se refiere a los marcadores lingüísticos que se utilizan en las palabras cuando los individuos hacen declaraciones o responden preguntas. Esta categoría es completamente verbal, basada en los principios de la memoria y el recuerdo humanos, y sugiere que las mentiras son diferentes de las verdades en sus exigencias sobre la memoria, lo que se refleja en cambios en la gramática y el lenguaje. Las investigaciones han indicado que las mentiras comprenden menos palabras y más omisiones de información son menos plausibles, estructuradas y lógicas, son más discrepantes y ambivalentes, contienen detalles repetidos, carecen de incrustaciones contextuales e incluyen más descripciones de lo que no ocurrió. 5 Estos hallazgos conducen a indicadores lingüísticos y gramaticales específicos de veracidad y mentira, como el uso de negación, información extraña y diferentes tipos de adverbios, que pueden identificarse en declaraciones y entrevistas.

La segunda categoría incluye comportamientos no verbales (NVB). Las investigaciones han demostrado que varias emociones y cogniciones se comunican a través de la expresión facial, el tono de voz, los gestos, el movimiento corporal y la postura. 6 En el contexto de la investigación, los indicadores de NVB ocurren porque los pensamientos y sentimientos conflictivos ocurren cuando las personas mienten y están bajo estrés, pero intentan ocultar sus sentimientos y expresiones. Estas anomalías a menudo se filtran de forma no verbal. La investigación ha establecido que los indicadores NVB de mentir incluyen cambios en el uso de ilustradores de habla y gestos simbólicos, manifestaciones sutiles y microfaciales de expresiones faciales, variaciones en el parpadeo, pausas y velocidades del habla e intentos externos de regular las emociones. 7

Es posible capacitar a las personas para que identifiquen indicadores verbales y no verbales de veracidad y mentira. Los indicadores verbales se reconocen a través del análisis de marcadores lingüísticos específicos y palabras utilizando el Análisis de declaraciones (SA) & # 8212, también conocido como Análisis de validez de declaraciones, Análisis de contenido basado en criterios, Monitoreo de la realidad y Análisis de contenido científico. 8 Los indicadores no verbales se identifican como expresiones sutiles o microfaciales de emoción, gestos, cambios vocales y lenguaje corporal. 9

Las declaraciones y el análisis no verbal no son nuevos para la aplicación de la ley, ya que las técnicas se han enseñado a los investigadores durante años. Sin embargo, en la vida real, los indicadores de veracidad y mentira ocurren simultáneamente, y el conocimiento de ambos aumenta la capacidad del investigador para identificar áreas de contenido significativo de una entrevista, detectar pistas sobre el engaño y proporcionar información adicional sobre los pensamientos, sentimientos, personalidad y motivación del entrevistado. Las personas a veces producen indicadores verbales sin indicadores NVB y NVB sin hablar. Los investigadores que prestan atención únicamente a uno u otro pueden perder información valiosa.

La importancia de considerar indicadores verbales y no verbales al mismo tiempo fue destacada en un estudio reciente & # 8212 publicado en el Boletín de aplicación de la ley del FBI& # 8212que examinó las contribuciones combinadas a la predicción del engaño o la veracidad. 10 El estudio mostró que los miembros de grupos motivados ideológicamente cometieron uno de dos tipos de mentiras. En uno, los participantes fueron colocados en una situación en la que podían cometer un delito & # 8212 robar $ 50 en efectivo de un maletín & # 8212 y luego fueron entrevistados sobre si llevaron a cabo el delito o no (el escenario del delito). En otro escenario, los individuos optaron por mentir o decir la verdad sobre sus creencias con respecto a su causa política (el escenario de opinión). Independientemente de las circunstancias, había algo en juego: si se los juzgaba mentirosos, perderían su cuota de participación y se enfrentarían a una hora de ruido blanco mientras estaban sentados en una fría silla de acero en una habitación pequeña y abarrotada.

Se analizaron videos de 20 individuos & # 821210 cada uno de los escenarios de crimen y opinión, mitad narradores de la verdad y mitad mentirosos & # 8212. Los análisis de sus palabras y NVB juntos llevaron a una tasa de precisión del 90 por ciento para clasificar a las personas como mentirosas o diciendo la verdad. En comparación con la tasa de precisión promedio del 53 por ciento & # 8212 no mejor que el azar & # 8212 por observadores en estudios anteriores, los hallazgos indicaron que las anomalías de comportamiento en declaraciones verbales y NVB colectivamente proporcionaron una mejor fuente para determinar la veracidad y el engaño que la observación básica. 11

Los investigadores obtuvieron información valiosa dentro de los 40 segundos de una entrevista con una sospechosa de 42 años que presuntamente agredió a un menor. Después de que los agentes mirandizaron y obtuvieron información de antecedentes del presunto perpetrador, se produjo la discusión y los comportamientos no verbales están en cursiva.

El investigador preguntó: & # 8220 María, ¿sabes la razón por la que & # 8217 estás aquí hoy? & # 8221

Mary respondió: & # 8220, no tengo ni idea. & # 8221 Ella sonrió, se inclinó hacia adelante y mostró preocupación en su rostro. Su voz sonaba vulnerable.

El investigador dijo: & # 8220 Está bien & # 8230, la razón por la que usted & # 8217 está aquí hoy es que se ha hecho una acusación contra usted & # 8230 & # 8221

María respondió, & # 8220 De acuerdo. & # 8221 Habló suavemente mientras asentía con la cabeza.

El investigador continuó, & # 8220 & # 8230, que agredió a Joe. & # 8221

Mary arqueó las cejas y abrió los ojos de par en par para poder ver el blanco sobre los ojos. Su mandíbula cayó y su boca se abrió.

El investigador preguntó: & # 8220 ¿Sabes quién es Joe? & # 8221

Mary respondió: & # 8220, no tengo ni idea. & # 8221 Sacudió la cabeza rápidamente y dio una breve expresión microfacial de disgusto.

El investigador dijo: & # 8220 Joe vive en la misma calle que usted. & # 8221

María (mostrando otra expresión microfacial de disgusto) preguntó, & # 8220 ¿Qué? & # 8221 Ella habló con incredulidad, se inclinó hacia adelante y sonrió.

El investigador preguntó, & # 8220 Se hizo una acusación de que usted lo agredió. Tiene 13 años. Yo & # 8217m solo voy a preguntarle a quemarropa, ¿tuviste algo que ver con eso? & # 8221

María (sonriente) respondió, & # 8220No. Definitivamente estaba coqueteando con & # 8230. Fue una noche cuando pasaron la noche (sonriente) y estaba actuando un poco extraño esa noche y no pasó nada. & # 8221

Al principio, cuando se le preguntó a Mary si sabía por qué estaba en la entrevista, Mary sonrió, se inclinó hacia adelante, pareció preocupada y dijo con voz vulnerable: & # 8220 No tengo idea & # 8221 Su comportamiento tímido y casi coqueto sugirió que esta puede ser una de las principales características de su personalidad. Mary dijo & # 8220Okay & # 8221 cuando el investigador declaró que se había hecho una acusación sobre ella. Esto implicaba que sabía de qué estaba hablando el investigador y podía hablar de su participación en el incidente. También podría haber indicado que Mary simplemente estaba rastreando la conversación reconociendo lo que se decía & # 8212conocido como comunicación de canal secundario. Conocer su línea de base ayudaría al investigador a hacer esta distinción.

Los ojos de Mary, que se abrieron por un instante, indicaron miedo, lo que sugiere que tenía miedo de algo pero que intentaba controlar su apariencia exterior, en oposición a alguien que era inocente pero que tenía miedo de que le creyeran mal, en cuyo caso el miedo no se mostraría como un microexpresión. Cuando Mary dijo que no tenía idea de quién era Joe, pero exhibió dos microexpresiones de disgusto, esto sugirió que sabía exactamente quién era Joe y que parte de su cerebro estaba procesando información que era incongruente con lo que estaba diciendo. Luego reveló que conocía a Joe, a pesar de haberlo negado, diciendo: & # 8220 Definitivamente estaba coqueteando & # 8230 & # 8221 antes de que ella se detuviera. Mary diciendo & # 8220Fue una noche & # 8230 & # 8221 indicó que se trataba de un incidente que ella conocía. Cuando Mary trató de detener la conversación diciendo que & # 8220no pasó nada & # 8221, esto significaba que algo realmente había pasado, pero estaba omitiendo los hechos.

Este ejemplo demuestra cómo los indicadores verbales y no verbales de veracidad y engaño ocurren simultáneamente durante la comunicación. Están entretejidos en la interacción en curso y transmiten una gran cantidad de información más allá del significado superficial de las palabras. Sería beneficioso para los oficiales identificar estos indicadores al realizar entrevistas. Su detección proporciona una valiosa ayuda para guiar al investigador a áreas de contenido significativo, ayudando a construir casos estratégica y tácticamente, desarrollando temas para su uso en interrogatorios y llegando a la verdad básica de forma rápida y precisa.

Las técnicas para el análisis de declaraciones y NVB generalmente se han enseñado por separado a los agentes del orden, lo que les proporciona una mayor habilidad en una técnica en particular, pero resulta en que pierdan gran parte de la información útil que imparten los entrevistados. Hace unos años, la Academia Nacional del FBI (NA) comenzó a ofrecer un curso sobre entrevistas de investigación que unía las técnicas de análisis de declaraciones y NVB. Fusionar estas técnicas en una sola aplicación era un riesgo, sin embargo, era posible que el entrenamiento en ambas produjera una sobrecarga de información tal que su aplicación práctica no hubiera tenido éxito. Los alumnos que aprenden ambas técnicas de forma independiente a menudo informaron que se sentían abrumados por la cantidad de detalles a los que tenían que prestar atención. Afortunadamente, la combinación de las técnicas produjo resultados positivos y el beneficio de más circunstancias de la vida real.

Agentes policiales de carrera de nivel medio a superior se inscribieron simultáneamente en dos cursos & # 8212 uno era un curso tradicional sobre análisis de declaraciones (los alumnos tenían que aprender los conceptos básicos de SA) y el otro era un curso combinado de análisis SA y NVB. Ambos cursos cubrieron indicadores validados de veracidad y mentira seleccionados de la investigación e incluyeron conferencias, discusiones, reseñas de videos, proyectos grupales y prácticas individuales. Después de aprender los principios básicos del análisis de declaraciones y NVB, los participantes practicaron con materiales de origen realistas, declaraciones y videos reales de sospechosos, testigos e informantes que decían verdades y mentiras, para perfeccionar sus habilidades. El curso combinado también requirió que los participantes aprendieran a reconocer las expresiones microfaciales de las emociones.

Al final de los cursos, los participantes habían mejorado su capacidad para reconocer indicadores verbales y no verbales de veracidad y engaño e incorporar esas habilidades en sus estrategias de entrevista. Los datos previos y posteriores a la prueba sobre su capacidad para detectar verdades a partir de un conjunto de videos estandarizados se obtuvieron en tres sesiones. Al comienzo de los cursos, los asistentes vieron un conjunto de 10 videos antes de cualquier capacitación en análisis de SA o NVB. Los participantes vieron un conjunto diferente de 10 videos al final de los cursos. Los videos se cambiaron en ambos cursos para que los hallazgos no fueran específicos de un conjunto. Resultó un aumento considerable en las tasas de precisión & # 8212 entre el 10 y el 25 por ciento & # 8212 en los aprendices & # 8217 la capacidad de detectar mentiras a partir de verdades (Figura 1). Estas tasas de mejora fueron notables ya que los videos de prueba duraron solo de 60 a 90 segundos.Si los aprendices hubieran podido interrogar a los entrevistados en persona, en una entrevista más larga, con otras fuentes de evidencia típicamente disponibles & # 8212 forenses, declaraciones de testigos y evidencia física & # 8212, el aumento podría haber dado lugar a diferencias sustanciales en la eficacia mediante la cual los investigadores obtienen tierra de verdad y casos cerrados.

Figura 1 - Tasas de precisión antes y después de la capacitación, por separado para todos los videos y solo para videos sobre delitos

Aunque los alumnos inicialmente informaron sentirse abrumados por los detalles, expresaron mayor comodidad con las técnicas al final de las sesiones. Muchos estudiantes informaron que después de aprender y aplicar tanto el análisis de declaraciones como el de la conducta no verbal, reconocieron tantos indicadores que se hicieron evidentes demasiadas pistas potenciales que brindan información sobre las mentes de los entrevistados. Tenían que priorizar y determinar sobre cuáles actuar, produciendo así el beneficio colateral de mejorar su pensamiento sobre las estrategias y tácticas de interrogatorio.

Las anomalías de comportamiento & # 8212los indicadores verbales y no verbales de veracidad y engaño & # 8212 ocurren simultáneamente en la vida real. El reconocimiento de estos indicadores ayuda a los investigadores a detectar mentiras y a conocer mejor la personalidad, la motivación y los conflictos internos de los entrevistados e identificar las áreas de contenido que requieren una mayor exploración y descubrimiento. Los agentes del orden deben incorporar estas técnicas dentro de su metodología de entrevistas estratégicas.

Las anomalías del comportamiento son signos que los investigadores pueden usar para determinar la verdad; sin embargo, no deben interpretarse estrictamente dado que la investigación no ha identificado ningún comportamiento o combinación de comportamientos que sean exclusivos de la mentira. 12 Dependen en gran medida de las habilidades del entrevistador y deben utilizarse estrictamente como un medio para lograr un fin.

El uso de anomalías de comportamiento en las entrevistas de investigación no resolverá todos los casos. Las entrevistas deben complementarse con declaraciones de testigos, análisis forenses y otras pruebas. Los investigadores deben preparar y planificar las entrevistas, desarrollar preguntas y orientar las discusiones a medida que reconocen los indicadores. Aquellos que tienen entrenamiento en detección de mentiras deben tener cuidado con los sesgos posteriores al entrenamiento. 13 Sin embargo, identificar indicadores válidos & # 8212tanto verbales como no verbales & # 8212 sigue siendo una herramienta útil para cualquier investigador policial.

Se puede obtener información adicional de los autores en [email protected], [email protected], o [email protected] 

1 & # 160 Hay diferentes tipos de indicadores no validados. Por ejemplo, los indicadores potenciales que nunca se han probado científicamente deben considerarse indicadores no validados. Los indicadores potenciales que han sido probados científicamente pero que no produjeron hallazgos confiables se considerarían indicadores invalidados. A los efectos de este artículo, ambos se denominan indicadores no validados.


Discusión

El trabajo anterior sobre los beneficios del ruido en el procesamiento neuronal y la cognición ha destacado diferentes mecanismos subyacentes, aunque no mutuamente excluyentes. Estrechamente relacionado con el concepto físico de resonancia estocástica (Gammaitoni et al., 1998), se ha establecido que un nivel óptimo de ruido agregado a una señal sensorial subumbral puede causar un cruce del umbral y así mejorar la sensibilidad para señales débiles (Douglass et al. , 1993 Collins et al., 1995 Wiesenfeld y Moss, 1995 Zeng et al., 2000 Moss et al., 2004). Además, el ruido se ha relacionado con la sincronización neuronal intra e interregional (Moss et al., 2004 Ward et al., 2010). Y finalmente, basándose en la investigación de la psicopatología (Sikstr & # x00F6m y S & # x00F6derlund, 2007), se ha sugerido un vínculo entre los beneficios del ruido y la neuromodulación dopaminérgica. Al alterar la proporción de actividad tónica y fásica en el mesencéfalo dopaminérgico (es decir, SN / VTA) y su conectividad con áreas corticales superiores (es decir, surco temporal superior) (Rausch et al., 2013), el ruido aplicado externamente podría actuar sobre la prominencia evaluación (Redgrave et al., 1999 Horvitz, 2000), asignación de recursos (Boehler et al., 2011 Krebs et al., 2011) y relación señal-ruido cortical (Mattay et al., 1996, 2003 Li et al. ., 2001 Mattay et al., 2002 Winterer y Weinberger, 2004 Kroener et al., 2009). Sin embargo, también podrían estar involucrados otros sistemas neuroquímicos como GABA o norepinefrina (Coull et al., 2004 Samoudi et al., 2012).

El estudio actual investigó los efectos del ruido blanco acústico en los procesos atencionales y mnemotécnicos que dependen en gran medida de la señalización dopaminérgica. Se comparó el rendimiento en una tarea de detección de cambios, una tarea de codificación de incentivos monetarios y la tarea Posner en busca de ruido blanco, un tono puro y silencio presentados simultáneamente. Se eligieron niveles de sonido de 70dB en base a estudios previos que mostraban una efectividad de niveles de ruido similares para mejorar las funciones mnemotécnicas (Usher y Feingold, 2000 Rausch et al., 2013), aunque debe tenerse en cuenta que algunos estudios utilizaron niveles de ruido ligeramente más altos en alrededor de 75 & # x201380 dB (por ejemplo, Carlson et al., 1997 S & # x00F6derlund et al., 2010). Dado que, en el estudio actual, el agrado del tono puro y el ruido blanco se calificaron como ligeramente aversivo en promedio (y fuertemente aversivo por algunos sujetos) ya en 70 dB, sin embargo, sugerimos tener cuidado al aplicar niveles de sonido más altos durante un tiempo prolongado. período sin ajuste individual. Planteamos la hipótesis de que el ruido blanco, pero no un tono puro, aumentaría el rendimiento y que los efectos beneficiosos se correlacionarían con las dimensiones de la personalidad que se sabe están asociadas con las diferencias interindividuales en los parámetros del sistema dopaminérgico. Estas predicciones no se pudieron confirmar por completo, dejando la influencia moduladora del ruido en las funciones cognitivas superiores como un tema para futuras investigaciones.

Experimentos 1 & # x20133

Contrariamente a nuestras expectativas, el rendimiento de la memoria de trabajo se vio afectado cuando se presentó ruido blanco en el período de demora de una tarea de coincidencia de demora con la muestra. Este efecto fue selectivo para el ruido blanco y no un efecto general de la estimulación auditiva, ya que el tono puro no afectó el rendimiento. Este hallazgo contrasta con los efectos beneficiosos previamente mostrados del ruido blanco sobre el rendimiento de la memoria de trabajo en los monos (Carlson et al., 1997), pero se asemeja a los efectos de deterioro del ruido blanco en la memoria de las oraciones verbales en controles sanos (S & # x00F6derlund et al. , 2007).

La variación sistemática de la presentación del sonido en los Experimentos 1 & # x20133 hace posible localizar un período de tiempo y la función cognitiva asociada sensible al ruido acústico. Los participantes debían codificar primero la matriz de estímulos, mantener una representación visuoespacial durante el retraso y luego hacer coincidir esta representación sostenida con la próxima sonda. Todos estos pasos, es decir, la codificación, el mantenimiento y la decodificación, se ven afectados por el ruido y los recursos cognitivos (Ma et al., 2014). En el estudio actual, solo se observó un efecto negativo del ruido acústico sobre la precisión cuando se presentó exclusivamente en el período de retardo. Por lo tanto, este efecto no puede ser causado por una influencia directa en la percepción o los procesos de emparejamiento durante la presentación del estímulo. En cambio, el ruido afecta directamente el código de población sostenido a través de interacciones de cortezas prefrontales y de asociación durante la fase de mantenimiento (Sreenivasan et al., 2014), o actúa indirectamente sobre los recursos asignados a este proceso. La ausencia de este efecto en los Experimentos 2 y 3 podría explicarse por un efecto beneficioso compensatorio sobre la codificación o por la necesidad de que el ruido blanco se active durante el mantenimiento para perjudicar el rendimiento.

Asumiendo un papel mediador de la dopamina, hay dos explicaciones probables para un deterioro en lugar de una facilitación causada por el ruido blanco. En primer lugar, se ha utilizado una relación en forma de U invertida para describir el comportamiento conductual en función de la dopamina (Vijayraghavan et al., 2007 Cools y D & # x2019Esposito, 2011) y los niveles de ruido (Usher y Feingold, 2000 Manjarrez et al., 2007). Sikstr & # x00F6m y S & # x00F6derlund, 2007 S & # x00F6derlund et al., 2007 Mendez-Balbuena et al., 2012 Trenado et al., 2014). Por lo tanto, la precisión reducida en la tarea de memoria de trabajo puede explicarse por niveles óptimos de referencia de dopamina o ruido interno (Aihara et al., 2008) que pueden haber sido reducidos por ruido blanco externo a lo largo del brazo descendente de la función en forma de U invertida que conduce a un rendimiento subóptimo.

En segundo lugar, el ruido acústico puede haber mejorado una faceta diferente de la memoria de trabajo, a la que se requiere específicamente aquí. Dependiendo del sitio de destino, la dopamina se ha implicado en diferentes procesos componentes del control cognitivo y la memoria de trabajo: mientras que se ha argumentado que la estabilidad y el mantenimiento de la información están mediados por los receptores de dopamina prefrontales, la flexibilidad y la actualización de las representaciones de la memoria de trabajo probablemente estén controladas por la dopamina estriatal. receptores (Cools et al., 2007 Cools y D & # x2019Esposito, 2011). El efecto preciso de la dopamina sobre los mecanismos de apertura en el cuerpo estriado, sin embargo, siguió siendo debatido: abrir (Braver y Cohen, 2000 Badre, 2012 D & # x2019Ardenne et al., 2012) así como bloquear (Gruber et al., 2006) la compuerta a la memoria de trabajo se ha sugerido como consecuencia de la liberación fásica de dopamina del SN / VTA. Los cambios en la actividad del mesencéfalo (Rausch et al., 2013) y la transmisión de dopamina supuestamente asociada causada por la administración de ruido blanco podrían modular las interacciones corticoestriatales de una manera que mejore la actualización a costa del mantenimiento activo de la información, poniendo al sistema en un estado de sensibilidad mejorada a la estimulación externa y estabilidad reducida de las representaciones que se mantienen actualmente en la memoria de trabajo. Esto también sería consistente con los hallazgos de una mayor conectividad entre las áreas cerebrales sensoriales y prefrontales durante la estimulación con ruido auditivo (Ward et al., 2010) y los beneficios del ruido en los umbrales de detección sensorial (Moss et al., 2004).

Lo que se opone a una relación entre la dopamina y los efectos perjudiciales del ruido blanco en nuestro paradigma de la memoria de trabajo es la ausencia de una correlación con la búsqueda de novedades, la excitabilidad exploratoria y la dependencia de la recompensa de los rasgos de personalidad mediados por la dopamina. Por lo tanto, estas cuentas siguen siendo especulativas y necesitan más apoyo empírico. Una visión alternativa es que nuestros resultados están impulsados ​​por cambios en los neurotransmisores distintos de la dopamina (por ejemplo, GABA o norepinefrina, ver más arriba) o diferencias no deseadas entre las condiciones de sonido. Específicamente, el ruido blanco tiene un inicio más abrupto que un tono puro con una forma de onda sinusoidal, lo que resulta en una calidad de sobresalto más alta (Combs y Polich, 2006). Esto, a su vez, podría conducir a una interrupción más fuerte de los procesos de codificación o mantenimiento en curso cuando el sonido se enciende y apaga dentro de una prueba (como fue el caso en los Experimentos 1 y 2) en comparación con una condición cuando se presenta continuamente (como fue el caso del Experimento 3).

Finalmente, la dificultad constante (es decir, la carga de la memoria de trabajo) junto con una medida de resultado dicotómica (correcto frente a incorrecto) puede resultar en efectos de techo para algunos sujetos con alta capacidad de memoria de trabajo. Los estudios futuros podrían eludir este problema para aumentar la sensibilidad mediante el uso de una tarea con una medida de resultado paramétrica o continua en lugar de binaria. Esto podría ser, por ejemplo, el número de elementos retenidos de un conjunto más grande de elementos o la precisión de las representaciones retenidas (por ejemplo, informe continuo de color o ubicación).

Experimento 4

La recompensa y el ruido blanco afectaron de manera diferente el desempeño en la tarea de codificación de incentivos monetarios: mientras que los incentivos monetarios de alto potencial mejoraron la memoria recolectada en la fase de reconocimiento, el ruido blanco aceleró la velocidad de los juicios perceptivos durante la codificación. Se observó un efecto de mejora de la memoria de reconocimiento por incentivos monetarios para el recuerdo, pero no para la familiaridad; sin embargo, la interacción del valor del incentivo y el proceso de la memoria no alcanzó significación. Esto está en línea con un estudio anterior que muestra ganancias impulsadas por recompensas en el rendimiento de la memoria para juicios de confianza alta pero no baja (Adcock et al., 2006). Dado que el recuerdo debe asociarse exclusivamente con una alta confianza, mientras que la familiaridad debe reflejar diversos grados de confianza (Yonelinas, 2002 Eichenbaum et al., 2007 Yonelinas y Parks, 2007), estos resultados apuntan en una dirección similar.

El ruido blanco aceleró los juicios interiores / exteriores durante la codificación en comparación con el silencio, pero no afectó la memoria de reconocimiento posterior. Este hallazgo concuerda con los efectos beneficiosos del ruido sobre la percepción visual (Simonotto et al., 1997 Aihara et al., 2008 Schwarzkopf et al., 2011) y la resonancia estocástica transmodal (Manjarrez et al., 2007 Lugo et al., 2008 Gleiss y Kayser, 2014). El estudio actual amplía estos hallazgos previos desde la detección de señales de bajo nivel hasta el procesamiento de categorías visuales de alto nivel, que depende de áreas visuales y de asociación de nivel más bajo y más alto a lo largo y en las proximidades de la corriente visual ventral (Walther et al., 2009). Como se ha argumentado para los umbrales de detección sensorial (Moss et al., 2004), el ruido blanco aplicado externamente podría aumentar la evidencia sensorial de las características visuales hacia un umbral para decisiones de categorías complejas. Sin embargo, tal proceso podría lograrse en cada etapa del procesamiento visual, ya que el procesamiento de categorías de nivel superior incorpora fuertemente la extracción de características visuales de bajo nivel (Renninger y Malik, 2004). Por lo tanto, no podemos resolver si una aceleración de los juicios interiores / exteriores por ruido blanco se debe a una modulación del procesamiento visual temprano exclusivamente o indica que el ruido blanco también actúa directamente sobre el procesamiento de categorías en áreas visuales superiores.

Una mejora del procesamiento sensorial (superior) por ruido blanco también es compatible con un papel mediador del sistema dopaminérgico. Por ejemplo, el ruido blanco podría afectar el reclutamiento y la asignación de recursos de atención dirigidos por el SN / VTA (Boehler et al., 2011 Krebs et al., 2011) o podría alterar la activación de los estímulos sensoriales controlados a través de interacciones corticoestriatales ( ver arriba y específicamente: Van Schouwenburg et al., 2010). Es importante destacar que no se ha observado una aceleración de los juicios interiores / exteriores en ausencia de recompensa (Rausch et al., 2013), que recluta el sistema mesolímbico (Adcock et al., 2006 Bunzeck et al., 2012). Aunque el valor del incentivo no interactuó con el beneficio del ruido aquí, el ruido blanco solo podría modular la velocidad de los juicios perceptivos en un contexto de alto estado motivacional.

Los efectos beneficiosos del ruido blanco sobre la formación de la memoria a largo plazo (Rausch et al., 2013) y la recuperación (Usher y Feingold, 2000) se han informado anteriormente para niveles de ruido similares. Sin embargo, en nuestro estudio actual, el aumento en la velocidad de procesamiento causado por el ruido blanco no se tradujo en una formación de memoria superior para las respectivas imágenes. Los efectos pueden ser, en general, pequeños y fácilmente interrumpidos por factores contextuales, como el estado motivacional y el entorno del escáner (Rausch et al., 2013).

Experimento 5

El rendimiento en la tarea de Posner dependía en gran medida de la validez de la señal. Como se esperaba, los participantes respondieron más rápido y con mayor precisión en los ensayos válidos en comparación con los no válidos. Esto sugiere una orientación exitosa hacia la ubicación indicada que resulta en una ventaja de procesamiento en esa ubicación (Posner, 1980 Posner et al., 1980 Doricchi et al., 2010 Petersen y Posner, 2012). Una modulación de este efecto por la probabilidad de la señal fue como mucho sutil. Aunque tal interacción estaría en línea con los supuestos sobre la integración bayesiana en la detección de estímulos (Knill y Pouget, 2004) y un modelo concreto de incertidumbre en una variante de la tarea de Posner (Yu y Dayan, 2005), rara vez se ha investigado empíricamente y condujo a resultados inconsistentes (Jonides, 1980 Gottlob et al., 1999).

Los participantes respondieron ligeramente más rápido durante la estimulación auditiva (tanto para el ruido blanco como para el tono puro) en comparación con el silencio en ensayos válidos pero no inválidos, lo que resultó en un efecto de validez más fuerte. Esto indica un procesamiento mejorado en la ubicación con señal sin costos en la ubicación sin señal. Este patrón es inconsistente con un procesamiento sensoriomotor básico más rápido (que debería acelerar la detección de objetivos válidos e inválidos) y un efecto selectivo en la orientación de la atención (que debería producir costos en la ubicación no indicada). En cambio, podría surgir si el sonido mejora dos procesos independientes: uno responsable de orientar hacia la ubicación indicada y el otro responsable de la reorientación en los ensayos donde no apareció ningún objetivo en esa ubicación, contrarrestando así los costos en la ubicación no indicada. Esto sería consistente con las suposiciones sobre dos sistemas de atención independientes guiados por la corteza parietal dorsal y ventral responsables de orientar y reorientar, respectivamente (Fox et al., 2006 Corbetta et al., 2008 Vossel et al., 2012). Sin embargo, dada la diferencia necesaria en el número de ensayos en la condición válida e inválida, también es posible que los efectos en los ensayos inválidos simplemente permanezcan sin descubrir debido a una mayor variación del error en la evaluación de la media de RT dentro del sujeto.

Una correlación significativa de la dependencia de la recompensa del rasgo de personalidad con el beneficio del ruido blanco para la precisión no sobrevivió a la corrección para comparaciones múltiples. Dado que la dependencia de la recompensa se ha relacionado con el sistema dopaminérgico (Gerra et al., 2000 Krebs et al., 2009), esto apoya tentativamente la afirmación de diferencias interindividuales en los niveles basales de dopamina para determinar los efectos del ruido blanco acústico en el objetivo visual. detección, pero requiere que la replicación sea razonablemente interpretable. Además, la dependencia de la recompensa no solo se ha relacionado con la dopamina, sino también (e inicialmente) con la norepinefrina (Cloninger, 1985 Gerra et al., 2000 Ham et al., 2005), lo que la convierte en un marcador bastante inespecífico de las diferencias basales interindividuales en la dopamina. niveles.


Cinco formas en que el color puede afectar a los niños en un entorno de aprendizaje

Con la temporada de verano acercándose y trayendo consigo cielos azules y una gran variedad de flores de colores, probablemente haya sentido el efecto de los colores brillantes en su estado de ánimo. Es posible que se sienta más feliz y, en general, más positivo. Pero, ¿qué efectos podría tener el color en un aula o en un entorno de aprendizaje?

A una edad temprana comenzamos a asociar colores desarrollando la memoria, por ejemplo, aprendiendo que un plátano verde aún no está maduro, el plátano amarillo es el más maduro y un plátano marrón está al final del espectro de madurez. Al comprender el espectro de colores, podemos reconocer su significado y efectos, convirtiéndonos en una parte vital de nuestro aprendizaje como jóvenes.

Los niños pasan la mayor parte del día en el aula, donde el color se puede utilizar para mejorar e influir en su aprendizaje. Los educadores y los maestros suplentes que sienten pasión por inspirar a los niños pueden ayudar a aumentar la participación en el aula mediante el uso del color de cinco maneras fáciles y efectivas. Lea a continuación.

¿Qué efecto tiene el color?

El color afecta su aprendizaje por la forma en que funciona su cerebro y utiliza el color para desarrollar el reconocimiento de patrones, la memoria y la absorción de nueva información. También puede guiarlo visualmente para ubicar, comparar, comprender y recuperar información más rápidamente. En particular, el color afecta el estado de ánimo de los niños, su comportamiento y su rendimiento educativo. Aquí hay algunos colores y cómo pueden influir en el aprendizaje:

ROJO - Potente y llamativo, el color rojo crea alerta y emoción. Fomenta la creatividad y también puede aumentar el apetito.

AZUL - Sugiere tranquilidad, lealtad, paz, serenidad y seguridad, por lo tanto crea una sensación de comodidad.

AMARILLO - Fomenta la creatividad, la claridad y el optimismo, genera sentimientos positivos y mejora la atención.

VERDE - El color verde simboliza la naturaleza y el mundo natural. Representa equilibrio, crecimiento, tranquilidad, limpieza y serenidad. También puede aliviar el estrés y proporcionar una sensación de curación.

NARANJA & # 8211 Considerado un color enérgico y similar al rojo, puede aumentar el estado de alerta. El naranja crea pasión, calidez, entusiasmo y fomenta la comunicación.

ROSADO & # 8211 Asociado con amor, romance, crianza, calidez, tranquilidad. e imaginación.

Usar el color para llamar la atención

El color tiene gran importancia para mejorar el rendimiento de la memoria y el sentido visual para lograr una respuesta positiva hacia el aprendizaje. Por lo tanto, el uso de colores para enfatizar una característica o un trabajo en particular puede aumentar el nivel de atención de los alumnos: también puede ayudar a reducir el aburrimiento y aumentar la capacidad de atención.

Sin embargo, el uso excesivo del color puede sobreestimular en lugar de inspirar, por lo que deberá garantizar un buen equilibrio entre los colores llamativos y neutros. Los colores que más llaman la atención son los cálidos como el rojo, el naranja y el amarillo. Los educadores deben utilizar colores más llamativos para fomentar el aprendizaje, la concentración, el estado de alerta y la conciencia. Los colores más fríos, como los tonos azul y verde, pueden evocar calma que estimulará la concentración, el pensamiento más amplio y la conversación.

Implementar el color estratégicamente

El color puede mejorar la claridad del texto hasta en un 40%, por lo que es importante que el resultado del aprendizaje se logre utilizando el color de manera eficaz. Los colores fuertes, brillantes y atrevidos deben usarse con moderación o con un fondo neutro para evitar atraer la atención en muchas direcciones, con el riesgo de que el mensaje se pierda en el texto. El color puede informar y, al mejorar la legibilidad, puede ayudar a los niños a comprender mejor el concepto del texto que están leyendo. Utilice fondos más claros que contribuyan a un mayor nivel de legibilidad.

Debe considerar cómo puede utilizar e implementar el color en el aula. Por ejemplo, proporcionar un lugar tranquilo para los niños en una sala de juegos concurrida: utilizando tonos de azules suaves, cielo estrellado y una puerta a la que solo pueden acceder personas pequeñas. Los tonos azules pueden fomentar la calma, la seguridad, la comodidad y la paz. Esto, en efecto, puede disminuir la conducta inapropiada, ya que los niños pueden aprender a difundir y lidiar con sus sentimientos mientras se salen de situaciones y se relajan en el espacio tranquilo que se les proporciona.

Color y necesidades educativas especiales

El color puede afectar a todos los niños de manera diferente con respecto a su estado de ánimo y comportamiento, en particular. aquellos que son sensibles al color o luchan con su visión. Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) pueden estresarse por el color y los patrones. La elección del color que los rodea puede afectar su comportamiento, por lo que es fundamental crear un ambiente cálido, pero no demasiado estimulante. El nivel de estimulación debe controlarse, ya que el autismo generalmente puede verse afectado por una sensibilidad extrema a la estimulación sensorial del sonido, la luz y el color: es importante crear un ambiente apropiadamente colorido para los niños con TEA.

El color se puede utilizar para ayudar a los niños con deficiencia visual. Los colores que contrastan y proporcionan diferenciación entre superficies pueden ayudar con la percepción del tamaño o juzgar la distancia entre los objetos o el espacio. Es importante comprender el nivel de intensidad del uso de un color, especialmente para identificar fácilmente las diferentes aulas.

Muebles de colores en el aula

Las investigaciones han revelado que un aula bien diseñada puede impulsar el progreso del aprendizaje en un 16% en lectura, escritura y matemáticas. Las escuelas o los centros educativos no suelen utilizar muebles de colores claros porque hacen que la suciedad sea fácil de detectar. Sin embargo, tanto a través de la investigación como de la aplicación práctica, ha quedado claro que el color puede tener un efecto en el estado de ánimo y las emociones de los niños en un entorno de aprendizaje. Es esencial dejar que el propósito de la sala guíe la selección de la combinación de colores, ya sea ciencia, inglés, matemáticas o incluso la creación de espacios ELearning para fomentar el aprendizaje. Sea creativo con las sillas, mesas, librerías, pizarrones, bandejas, incluso la alfombra y las paredes para diferenciar la importancia de cada aula.


Una explicación es que diferentes personas necesitan diferentes cantidades de ruido para una excitación óptima y un rendimiento óptimo.

La resonancia estocástica es un fenómeno natural, por el cual una cierta cantidad de ruido mejora la capacidad de detectar una señal. Al introducir ruido, las señales que están por debajo del umbral de percepción se potencian lo suficiente como para que puedan percibirse. Por ejemplo, agregar una cierta cantidad de ruido auditivo le permite escuchar sonidos que antes eran indetectables por sus oídos.

Sin embargo, si agrega demasiado ruido, disminuye la relación señal / ruido cuanto más fuerte es el ruido, más ahoga el sonido al final, se vuelve imperceptible en el ruido. Así es como funciona el enmascaramiento de sonido. ¡Entonces puede haber muy poco y demasiado ruido!

La resonancia estocástica se puede observar en muchos dominios diferentes. Esto también incluye los sistemas neuronales de nuestro cerebro:

Los investigadores de los estudios mencionados anteriormente sugieren que las personas desatentas pueden tener muy poco ruido en sus sistemas neuronales. Al agregar ruido blanco, su cerebro se impulsa hacia una excitación óptima y un mejor funcionamiento cognitivo. Al mismo tiempo, las personas que ya están óptimamente excitadas están siendo sobreestimuladas por el ruido blanco.

La cantidad de ruido necesaria para una excitación óptima varía de una persona a otra.

En un estudio muy reciente, expuestos a ruido blanco reproducido a través de auriculares a 80 dB (A), los niños que padecían TDAH mostraron una memoria de trabajo visual y una capacidad de recuerdo verbal mucho mejores en comparación con una condición de control silencioso. Su desempeño se acercó al de los niños con un desarrollo típico cuyo desempeño disminuyó levemente (pero no significativamente) bajo el ruido blanco. En ese experimento en particular, ¡el ruido blanco fue más efectivo que la medicación para el TDAH!

Yo diría que la cantidad de ruido necesaria para una excitación óptima varía incluso en una sola persona, por ejemplo, dependiendo de la hora del día, la nutrición y la cantidad de sueño que haya tenido.

Anoche, solo dormí 5 horas y hoy, ¡el ruido blanco me ayuda a mantenerme despierto!


El ruido de bajo nivel en el aula distrae, dicen los expertos

Por Sarah D. Sparks - 6 de enero de 2015 6 minutos de lectura

Es fácil entender por qué el aprendizaje puede sufrir cuando la voz del maestro tiene que competir con un 747 que pasa, pero la investigación emergente sugiere que los ruidos más bajos pueden tener efectos variados en el aprendizaje y la memoria de los estudiantes.

"No se necesita mucho sonido para ser realmente perjudicial para los oyentes", dijo Gail M. Whitelaw, directora de la Clínica del Habla, Lenguaje y Audición de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus. "Gran parte de la escuela es de aprendizaje oral y auditivo, y una de las cosas que sabemos que el sonido puede crear más problemas con los niños con ansiedad y atención".

Un sonido bajo o apenas perceptible, ya sea de una conferencia en el aula de al lado, un sistema de calefacción que se enciende y apaga continuamente, o incluso un filtro de acuario en el aula, puede aumentar el estrés e interferir con la memoria y el aprendizaje. Sin embargo, es mucho menos probable que llamen la atención de los profesores o de los propios estudiantes que los ruidos de aviones o construcciones.

“No se puede depender de que los niños se quejen”, dijo Ruth M. Morgan, patóloga del habla en la Escuela Primaria Ephesus en Chapel Hill, Carolina del Norte. ruido de fondo."

¿Qué tan alto es demasiado alto?

El ruido se mide en decibelios en una escala logarítmica cada 10 decibeles marca un aumento en el sonido que es dos veces más fuerte. La conversación normal suele estar en el rango de 60 a 65 decibeles, y los niños suelen hablar más suavemente que los adultos, tan bajo como 35 decibeles.

Las pautas federales y estatales generalmente recomiendan que las escuelas amortigüen los sonidos sostenidos de aproximadamente 90 decibeles o más (el nivel de tráfico pesado de la autopista, por ejemplo) que puede causar pérdida de audición si los estudiantes están expuestos a él durante períodos prolongados. Y las agencias de transporte federales y estatales a menudo otorgan subvenciones para ayudar a las escuelas a proteger sus edificios de sonidos regulares y peligrosamente altos, como el despegue de un jet de 135 decibelios.

Cerca del aeropuerto O'Hare de Chicago, por ejemplo, las agencias de transporte federales y locales han gastado 350 millones de dólares para amortiguar el sonido en 124 escuelas, según la Comisión de Compatibilidad del Ruido O'Hare, una agencia intergubernamental en Chicago.

Pero el ruido de fondo no tiene que ser tan fuerte para distraer a los estudiantes. En un estudio de 2013 en el Revista de salud urbana, una publicación de la Academia de Medicina de Nueva York, los estudiantes de 8 y 9 años que tenían niveles más altos de ruido "ambiental" en la escuela obtuvieron resultados significativamente peores en las pruebas estandarizadas de matemáticas y lengua francesa, después de controlar sus antecedentes socioeconómicos. Una diferencia de 10 decibeles de ruido de fondo regular se asoció con puntajes de 5.5 puntos más bajos en promedio en ambos sujetos.

De manera similar, un estudio anterior encontró que los estudiantes estaban muy distraídos por la televisión que se reproducía en una habitación contigua, incluso cuando apenas era audible, pero no podían identificar por qué tenían problemas para concentrarse.

Los resultados no sorprenden a la Sra. Morgan en Chapel Hill. Se dio cuenta de que, si bien el aula no parecía particularmente ruidoso, tanto ella como sus alumnos parecían tener problemas para seguir las conversaciones durante las sesiones en las que los alumnos trabajaban en grupos.

“Gran parte de la clase ahora son los niños hablando entre ellos, leyendo con sus compañeros”, dijo. "Y las voces de los niños son más suaves. Tenía dificultades para escucharlos".

Algunos sonidos también son más vulnerables a la distorsión: los sonidos s-, sh- y ch- en el habla son particularmente fáciles de confundir cuando compiten con sonidos mecánicos de baja frecuencia, como el zumbido de un ventilador de computadora o un sistema de calefacción.

La Sra. Morgan dijo que cree que los problemas de ruido de su escuela pueden ser comunes en las escuelas más antiguas, donde las antiguas aulas de "concepto abierto" se cerraron más tarde con paredes que generalmente tienen menos aislamiento acústico que las nuevas construcciones, lo que permite a los estudiantes escuchar más conferencias y sonidos mecánicos en otras habitaciones.

La Sra. Morgan descargó una aplicación de medición para su iPad y revisó su habitación y otras siete en todo el edificio, encontrando niveles de ruido de fondo de alrededor de 60 decibeles, lo suficientemente alto como para competir con la conversación. El distrito finalmente pagó $ 1,000 por aula en la escuela para instalar sistemas de sonido y equipar a los maestros con micrófonos.

"En suma, es un poco caro, pero al final vale la pena en términos de aprendizaje de los estudiantes", dijo.

La Sra. Whitelaw dijo que muchas escuelas adoptan "soluciones" que en realidad empeoran las distracciones por ruido, como agregar pelotas de tenis a las patas de los escritorios para cambiar un chirrido en un sonido de raspado cuando los estudiantes se mueven. El segundo sonido puede ser más silencioso pero más molesto.

"Sabemos que el ruido realmente distrae la atención de los niños y afecta los niveles de estrés de los niños", dijo Whitelaw.

Estudios repetidos han encontrado que el ruido ambiental crónico pero de bajo volumen aumenta el cortisol, un marcador químico del estrés, tanto en niños como en adultos, pero los niños más pequeños son especialmente sensibles a él. Además, los sonidos intermitentes, como una máquina que se enciende y apaga durante el día, pueden tener un efecto más fuerte.

“Cuando los niños tienen mucha ansiedad y estamos agregando ruido en el aula, están luchando por seguir al maestro y se están agotando al final del día”, dijo la Sra. Whitelaw. "Sabemos que es un factor importante en el desempeño de los estudiantes".

Ruido y atencion

Sin embargo, algunos estudios están empezando a moderar la idea de que la distracción por ruido siempre es mala.

En un estudio de la primavera de 2014 Revista de investigación aplicada en memoria y cognición , que se debatió en la conferencia anual de la Sociedad de Neurociencias en Washington en noviembre, se pidió a los estudiantes suecos que aprendieran los textos en una fuente fácil o difícil, y en un aula silenciosa o con un habla de fondo bajo, considerada una de las que más distraen tipos de sonido. Los estudiantes que tenían texto fácil de leer tenían más dificultades para recordarlo cuando habían aprendido en un aula con habla de fondo, pero los estudiantes recordaban más del texto difícil de leer cuando también estaban lidiando con más ruido ambiental.

"Mucho es el contenido del ruido" en comparación con lo que está haciendo el estudiante, dijo la Sra. Whitelaw. "Si alguien tiene una conversación detrás de ti, distrae más si el profesor está dando una conferencia y te resulta aburrido".

Los investigadores sugirieron que los estudiantes eran más conscientes de la necesidad de concentrarse porque el texto parecía más difícil y, por lo tanto, eran más capaces de "bloquear" las distracciones.

No todas las clases pueden equiparse con micrófonos o amortiguarse con mosaicos de audio, pero Gary William Evans, profesor de ecología humana en la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York, sugirió en el Revisión anual de psicología que es importante que los educadores y los estudiantes sean conscientes de cómo los diferentes ruidos afectarán a los diferentes tipos de estudiantes.

Por ejemplo, en un estudio de la edición de noviembre de Más uno, investigadores de la Universidad de Southampton en Inglaterra asignaron cinco pruebas diferentes de memoria de trabajo, incluidas tareas de recuerdo y reconocimiento de palabras, y un juego en el que los estudiantes tenían que presionar un botón o contenerse en respuesta a una señal (de 8 a 10) estudiantes de un año de edad que habían sido calificados por los maestros con niveles de atención bajos, normales o altos. Los estudiantes realizaron las tareas en una habitación con un fondo silencioso o en una con ruido blanco de diferentes volúmenes, de 65 a 85 decibeles.

Cuanto mejor prestaban atención los estudiantes inicialmente, peor se veían afectados por el ruido blanco en cualquier nivel. Por el contrario, los investigadores encontraron que los estudiantes con habilidades de atención deficientes se beneficiaron del ruido adicional, quizás por la misma razón por la que los sonidos ayudaron a los estudiantes de la otra encuesta a recordar el texto en una fuente difícil: el desafío puede haber agudizado su enfoque.

“Incluso si tenemos que decir que ciertos niños tienen que estar en ciertos entornos. lo importante es saber qué es el medio ambiente: realice una medición, solo para saber con qué está comenzando ”, dijo la Sra. Whitelaw.

“Muchas cosas que los maestros piensan que son buenas pueden ser problemas”, dijo la Sra. Whitelaw. “Tenemos maestros que dicen: 'Pongo música para calmar a los niños', pero he estado en las aulas donde tienen música durante casi todo el día, incluso cuando hay conferencias, y realmente contribuye al ruido ambiental. Hemos escuchado que la música es buena, bueno, pero veamos los sonidos en general ".


Ritmos binaurales y memoria: ¿Puede esta loca música hacerte más inteligente?

Es una percepción popular entre muchas personas que escuchar latidos binaurales tiene un efecto especial en el cerebro.

Piensan que los latidos binaurales pueden ayudarlo a seguir una dieta o dejar de fumar.

O piensan que estos sonidos pueden animarlo a competir o calmarlo, o incluso mejorar la memoria, el enfoque y la concentración.

No escucha alguna tipo de música relajante tiene un efecto similar?

En esta publicación, descubriremos si escuchar frecuencias específicas puede tener un mejor impacto en su destreza mental que escuchar a Mozart para Pink Floyd.

Tuyo gratis: un curso privado con hojas de trucos para convertirte en un maestro de la memoria, comenzando desde cero.

>>> Haga clic aquí para obtener esta oferta especial gratuita.


Efectos de diferentes ondas sonoras

Los diferentes niveles de ondas sonoras pueden causar diferentes efectos en el cerebro y, por lo tanto, en el enfoque general de un individuo.

La forma en que funciona el cerebro es mediante los miles de millones de neuronas que se comunican entre sí a través de ondas electrónicas dentro de él. A medida que las neuronas se activan, pueden verse afectadas por el entorno externo que las rodea.

Por ejemplo, si tiene música mientras hace ejercicio, su cuerpo y su mente serán propensos a ejercitarse más.

Según el Dr. Jeffery Thompson, las ondas sonoras pueden afectar las ondas cerebrales, ya sea de forma positiva o negativa. Además, los 4 tipos de ondas cerebrales, Alfa, Beta, Delta y Theta, son propensos a sincronizarse con la música o los sonidos que te rodean.

El cerebro humano tiene una tendencia a cambiar sus ondas EEG dominantes hacia cualquier sonido externo a su alrededor. Esto puede ser positivo y relajante para algunos, pero estresante para otros.

Efectos hipnóticos de ciertas ondas sonoras

El audio sensorial puede inducir hipnosis en determinadas situaciones. Esto se conoce como latido binaural y es una ilusión auditiva.

Se puede lograr cuando se colocan en cada oído dos ondas sinusoidales diferentes con frecuencias inferiores a 1500 Hz y menos de 40 Hz entre las dos.

Por ejemplo, si su oído derecho está escuchando a 1400Hz y su oído izquierdo está escuchando a 1370Hz, puede lograr este efecto porque su cerebro captará automáticamente un tercer tono & # 8211 el latido binaural.

Cuando el cerebro escucha un latido binaural, puede hacer que una persona se sienta hipnotizada por el sonido.

En comparación, los cerebros de EEG que escuchan latidos binaurales y los que experimentan meditación tienen casi exactamente las mismas lecturas en las tablas de EEG.

Ruido blanco para maximizar el enfoque

El ruido blanco puede proporcionar un ruido de fondo calmante y relajante, que puede maximizar su enfoque general. Hay diferentes niveles de ruido "blanco" que pueden incluir ruido rosa, ruido blanco y ruido marrón, solo por nombrar algunos.

Cuando esté interesado en mejorar su capacidad de concentración, estos diferentes tipos de ruido blanco pueden proporcionar el estímulo que su cerebro necesita para concentrarse, al ofrecer la cantidad justa de sonido sin la distracción de letras o ritmos musicales intensos.

El tipo correcto de ruido blanco puede ayudar a relajar el cerebro y, al mismo tiempo, permitirle concentrarse en la tarea que tiene por delante.

Si disfrutar del ruido de fondo y desea aumentar su concentración, pruebe los diferentes grados de ruido blanco para encontrar el que funcione mejor para usted y su cerebro.

Los sonidos y el enfoque se correlacionan directamente con su productividad. Encontrar el equilibrio adecuado entre silencio, ruido blanco o música estimulante puede ser crucial para su enfoque y, por lo tanto, su productividad.

Todos y cada uno de nosotros tenemos un cerebro conectado de manera diferente y el sonido nos afectará de manera diferente, por lo que depende de usted encontrar lo que funcione mejor para su enfoque: silencio, ruido blanco o sus canciones favoritas.

¿Estás luchando por encontrar el enfoque? ¿Has probado el ruido blanco recientemente? ¡Háganos saber acerca de su experiencia!

Sobre el Autor

Este artículo está escrito por Sarah, la editora de Headphone Selection, que le ayuda a elegir los mejores auriculares. Ama toda la tecnología de sonido y cree firmemente en el poder de la música positiva.

¿En busca de algo?
Oye, soy Lidiya

Gracias por pasar. Yo & # 8217m Lidiya, bloguera, creadora de cursos y fundadora de Let & # 8217s Reach Success.

Ayudo a las mujeres de alta vibración a crear un negocio abundante y basado en valores para que puedan vivir una vida sin miedo y proporcionar un valor épico.


2 respuestas 2

Tenga en cuenta que la forma en que definen el "ruido blanco" en el artículo de Scientific American que proporcionó es diferente de lo que establece el vínculo en wikipedia. La definición de SA es más en términos de ruido ambiental (por ejemplo, tráfico, conversación de bajo nivel, aire acondicionado en funcionamiento, etc.) mientras que el ruido blanco propiamente dicho es una señal con un patrón acústico MUY específico. Parece que el artículo de SA se refiere al deterioro del rendimiento debido al estrés causado por el aumento de los recursos de atención necesarios para "desconectarse" del ruido ambiental. Si el ruido blanco propiamente dicho elimina completamente todos los demás ruidos ambientales (sin ser demasiado alto, por supuesto), esto elimina la asignación de estos recursos adicionales. Debido a que el ruido blanco propiamente dicho es esencialmente sin rasgos distintivos, uno se habituará a él a diferencia del ruido ambiental común.

Carlson, Rama, Artchakov y Linnankoski (1997) encontraron una disminución significativa en la memoria cuando se exponen a la música durante una tarea de memoria y un aumento significativo en el rendimiento cuando se exponen a ruido blanco en comparación con un control que solo tenía ruido ambiental de bajo nivel. Aunque no era el objetivo principal del estudio, los autores concluyen que la música desvió la atención y, por lo tanto, interfirió, mientras que el ruido blanco probablemente ahogó el ruido ambiental sin llamar la atención y, por lo tanto, mejoró el rendimiento. Tenga en cuenta que la muestra de este estudio fue sobre monos, pero se espera que los procesos sean generalizables a los humanos.

Daee & amp Wilding (1977) encontraron que la probabilidad de olvidar durante una tarea de recuerdo libre está relacionada con el nivel de ruido al que uno está expuesto durante el ensayo, de modo que el recuerdo es mejor en un ambiente silencioso y se degrada a 75 y 85 dB. Aunque este estudio no se centró directamente en la concentración, se puede ver que estos resultados tienen implicaciones aplicables con respecto a los recursos de atención.

En esta misma línea, Salame & amp Baddeley (1987) encontraron diferencias significativas en el recuerdo entre el habla desatendida versus el ruido blanco, de tal manera que el habla desatendida interfiere con el rendimiento mientras que no se encontraron diferencias estadísticas en la condición de ruido blanco (en comparación con un control silencioso). Los autores concluyen "que el ruido no interfiere con la memoria a corto plazo, pero que el habla desatendida afecta el rendimiento".

Los estudios que cito anteriormente están relacionados con tareas de recuerdo de la memoria que, aunque implican procesos similares a la concentración a largo plazo, no son perfectamente comparables. Sin embargo, existe una literatura bastante completa que muestra los efectos de la exposición al ruido que tienen efectos negativos en tareas a largo plazo como el aprendizaje (por ejemplo, Hygge, 1993, Lercher, Evans y Meis, 2003). Además, Mathews & amp Canon, 1975 afirman que "los datos [sugieren] que la excitación conduce a un estado de atención restringida o utilización de señales en el que la atención se concentra en las características sobresalientes del entorno a expensas de sus otros aspectos", lo que no obstaculiza la atención a "Eventos centrales o destacados". Esta idea está relacionada con la teoría de que el ruido facilita el funcionamiento a través de la estimulación del procesamiento, de modo que una mayor excitación produce un mejor rendimiento hasta que se produce una sobreexcitación que luego reduce el rendimiento (Hockey, 1983 de Staal, 2004). Stall (2004) también discute la posibilidad de que los ruidos continuos versus los intermitentes tengan un impacto diferencial, de modo que los continuos pueden ser beneficiosos mientras que los intermitentes son perjudiciales, aunque no existe un acuerdo actual en la literatura (véanse las páginas 88-91).

Por tanto, la literatura parece apoyar lo siguiente:

El ruido blanco mejorará el rendimiento en la medida en que enmascare los ruidos que pueden causar una excitación excesiva o que la atención se desvíe de la tarea sin causar una excitación excesiva en sí. En términos prácticos, si se encuentra en un entorno tranquilo, es poco probable que el ruido blanco tenga un efecto positivo en su concentración. Si se encuentra en un entorno algo ruidoso, es probable que el ruido blanco tenga un efecto positivo. Sin embargo, en un entorno muy ruidoso, es probable que tenga un efecto negativo o nulo.


Ver el vídeo: Aprendizaje y memoria (Junio 2022).